viernes, 23 de julio de 2010

¿QUE ME RESPONDEIS?


Pregunta: ¿Y si salen a la plaza los toros así?
Posible respuesta: Pues si por casualidad pasa eso, cosa rara hoy en día pero no imposible, llegan los subalternos y los estrellan contra los burladeros o sale el caballo de picar y ya se encargarán de dejarlo como una malva... o medio muerto.



P.D.- Siento tener tan abandonado el blog, que ya son varios los que me han dicho que si estoy desaparecido, pero tranquilos que sólo estoy "preparando" algo que os gustará.

7 comentarios:

ALATRISTE dijo...

Se encargan que nos salgan así Vicente. Esto se va a la mierda y los taurinos mirando......que cojones estarás haciendo que estás "missing". Esperamos impacientes Marqués

SANCHEZ-LOPEZ dijo...

Ando empapandome de campo, de historia, de ganaderos-ganaderos... No me gusta lo que veo en la plaza, así que me quedo con el campo, ¿te parece?

Emilio J. dijo...

Que se lo digan a Prieto de la Cal que no se cansa de decirselo a los de luces, pero nada, en cuanto sale el bicho capotazos en los burladeros y que se mate el solo.

Vicente, esperamos tu siguiente entrada.

Anónimo dijo...

Esto se acaba, los taurinos mirando y el público también.Algunos aficionados estamos deprimidos, otros, ya parecen público...No saldrá ninguno así a la plaza.
Esperamos lo que estás "preparando", compañero
Saludos

ALATRISTE dijo...

Me parece Vicente! mejor disfrutar del campo que en la plaza poco tenemos que ver....

Anónimo dijo...

Hace años q ese toro ya no se cria en España, imposible q salga a la plaza¡¡¡
Tamamesino

Oscar dijo...

En las plazas se está generalizando el monopuyazo (dos cuando no hay mas remedio) en dos vertientes:

1. La habitual: El toro/novillo no se tiene en pie desde que sale de toriles y se le administra un solo puyazo, que más bien es un aguijonazo, con mucho cuidado de que no haya que apuntillar al animal a la salida del caballo.

2. La menos frecuente: Alguien comete un error y sale un toro/novillo en plenas facultades de fuerza y casta. Entonces se le pega de lo lindo en el primer encuentro (ni medir el castigo ni gaitas), se le meten las cuerdas hasta donde haga falta... y error subsanado.

Así estamos, en mi humilde opinión.