miércoles, 14 de octubre de 2009

MAS SIN... VERGÜENZAS

De vergüenza oír berrear a los señores del Plus, de pena, de escándalo... Llevan dos días poco menos que insultando a la autoridad por no conceder trofeos. ¿Merecidos? No lo creo. ¿Mayoritariamente pedidos? Puede ser... Pero resulta que para esto de los "despojos", según ellos, hay que leerse el reglamento, y me pregunto: ¿y por qué no multan a todos los peones que llaman al toro en los burladeros?¿Por qué no sancionan a todos los picadores que salen con los dos ojos de los caballos tapados?¿Por qué no analizan las astas de todos los toros que se lidian?¿Por qué indultan erales en plazas de tercera? ¿Por qué quieren faenas eternas sin avisos?
Parece ser que ahora que los presidentes de Zaragoza se ponen exigentes con los trofeos hay que darles caña y quitarlos del medio, ¿a qué tienen miedo los taurinos? ¿Por qué no quieren que vuelva la seriedad al palco? ¿Sin orejas no hay triunfo?

5 comentarios:

Xavier González Fisher dijo...

Pues eso pareciera, que la magnitud del triunfo es directamente proporcional a la cantidad de retazos de toro obtenidos, sin importar la manera en la que estos sean allegados.

Así como perdemos cada día más nuestra capacidad de asombro, creo que se pierde también la capacidad de "ver" a los toros y a los toreros y a justipreciar debidamente su actuación en el ruedo, por eso se tiene que recurrir al "marcador", como si se tratara del jueguito ese de la pelotita y los pies.

¡Qué pena!

Saludos desde Aguascalientes, México.

SANCHEZ-LOPEZ dijo...

No puede estar más acertado Xavier. Aquí el juego consiste - cada vez con más descaro- en echarle la culpa a los demás. Casi siempre al toro, otras al presidente, algunas al púbico, pero la humildad de los toreros y objetividad de los periodistas cada vez brilla con más fuerza por su ausencia...

Antonio Díaz dijo...

Lo del Plus de hoy ha pasado de castaño oscuro. Manuel Caballero se ha columpiado de lo lindo. A ellos le interesan que haya numerosos triunfos y cantidad de toreros triunfadores. Así cuando haya que abonarse a la siguiente feria te la venden como una feria llena de triunfadores que han cortado orejas en bla, bla, bla...

Por cierto, espero mañana disculpas de Caballero, por lo menos, que ha llamado de todo al presidente. Todos los medios de comunicación tienen un libro de estilo, ¿lo habrá leído Caballero? ¿Sabrá leer Caballero? La verdad es que me ha indignado bastante la cosa.

saludos

Oscar dijo...

A mi me parece bien que se aplique el reglamento a la hora de conceder trofeos y el primero se conceda siempre que hay petición mayoritaria (otra cosa es que el aficionado luego compare el valor de cada oreja obtenida).

El problema, como apuntas, es que la aplicación del reglamento brilla por su ausencia en TODAS las plazas de españa (incluida las Ventas, en la que los caballos de picar salen con ambos ojos vendados).

Si el precio a pagar por una aplicación rigurosa del reglamento, es la concesión de la primera oreja a instancias de un público poco entendido (que también paga su entrada y con el que también hay que contar) yo pago ese precio gustoso. !!Pero que se aplique el reglamento en todos sus apartados con igual rigor¡¡

Enrique Martín dijo...

Como muy bien dice Xavier, todo se reduce a números y se nos ha olvidado que esto es un arte, o por lo menos eso creemos unos cuantos, y el arte no se puede medir ni en metros, ni en kilos, ni mucho menos en despojos de un animal. ¿Qué tendrá el dinero que hace perder la razón de una forma tan escandalosa?