jueves, 14 de enero de 2010

DESDE CALAHORRA

Un buen amigo me acaba de enviar un email muy interesante desde Calahorra. El Club Taurino de esta localidad riojana escribió hace unas semanas una carta al diario La Rioja en contestación a un artículo de Pablo García Mancha que el periódico no ha tenido a bien publicar.
Una pena que no pueda poneros el artículo con las recomendaciones del señor García para levantar la feria calagurritana por el tema de los derechos de autor y demás.
Ahí os dejo la contestación de unos AFICIONADOS:
Estimado Sr. García Mancha:

No se puede imaginar la ilusión que nos ha hecho leer su artículo y observar el interés y las ideas que aporta para el resurgimiento de una feria taurina como la nuestra, que lleva varios años cuesta abajo y sin frenos. Fundamentalmente, como esta pasando en la mayoría de las ciudades sin ferias de renombre, por la actuación de los “antitaurinos de dentro”.

Como club taurino, como aficionados, como abonados, y por lo tanto como paganos de nuestra feria, también estamos de acuerdo en impulsar y buscar soluciones, pero mire por donde por una línea completamente opuesta a la que usted apunta.
Parece ser que para usted la solución esta en una corrida de rejones en la que entren Pablo y Sergio, un espectáculo de recortadores, y salvar la corrida del 31 con una figura y otros dos, eso sí, siempre con Diego “que se lo ha ganado”. Planteamiento que vuelve a coincidir otra vez con los “antitaurinos de dentro”

Nosotros pensamos que hay que empezar por sentar unas bases para crear una feria con personalidad, para que el que venga a Calahorra sepa lo que se va a encontrar. Y la única base que conocemos por ahora en este mundo se llama “TORO”. ¿Le suena? Es un animal parecido al que sale ahora pero sin manipulación y sin mentira. Cuando consigamos eso, nos da igual el cartel de toreros. Sabemos que será una travesía dura, con años de buenos aficionados y poco público en la plaza, pero confiados de que a la larga dará resultados. Si lo que le preocupa es un sitio para su torero y amigo Diego, puede estar tranquilo, creo que no se puede quejar del trato que le ha dispensado la afición de Calahorra, ha estado en los carteles de la feria tanto ahora que es conocido, como antes, en esa época regionalista. Siempre se le ha dado cariño y siempre hemos estado expectantes al número de autobuses que venían de la vecina localidad por si hubiera algún problema de aforo. Y tenga presenta una cosa: su amigo y torero luce más con el “TORO”.
Si lo que queremos conseguir es una feria con figuras, monoencaste y toros afeitados, ya tenemos alguna por la provincia.

En cuanto a los rejones, totalmente de acuerdo que tiene su público, con la coletilla de “Pablo tiene su público”. Y respecto a Sergio, por su profesionalidad y categoría puede torear en su pueblo cuando, como y con quien quiera ¡faltaría más!
Y de los recortadores ningún problema, pueden ponerlos mañana tarde y noche, eso si, siempre que no los incluyan en el abono.

Con planteamientos como el suyo para salvar ferias lo que conseguimos es “HUNDIR LA FIESTA” y no se olvide de una cosa muy importante:
“SIN TORO NADA TIENE IMPORTANCIA” para los aficionados ¡claro!

Un saludo,
Club taurino Calahorra.

Calahorra, 31 de diciembre de 2009

10 comentarios:

Anónimo dijo...

http://blogs.larioja.com/mimoleskine/2007/8/31/calahorra-corrida-basura-y-gran-pena

¿Pero este hombre qué propone? ¿JT y Diego mano a mano con los de doña Dolores?

entonces voy a Calahorra


Onagro

SANCHEZ-LOPEZ dijo...

Onagro, no entiendo a que se refiere. ¿Cuando dice que propone este hombre se refieres al Club Taurino que me ha enviado a través de un buen amigo -que no es el que pronone nada- un comunicado que no ha sido publicado en un periódico como contestación a un artículo de Pablo García Mancha?

En cuanto al cartel que usted dice, no estaría mal...

sol y moscas dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Anónimo dijo...

Perdone. El anterior comentario hacía parecer que era de mi amigo Sol y Moscas.

Repito sobre el mancha, no se puede estar en misa y repicando, en un lado el toro como el centro y los Dolores lo mejor, en el otro, rejones, recortadores y figuras. Sobre todo cuando sabemos que, a x de enero del 2010, figuras y toros mezclan peor que agua y aceite.


El cartel: misión imposible

Onagro otra vez

sol y moscas dijo...

Mulo... más razón que un santo (pero no vuelvas a poner tus manos en mi mac)

S dijo...

Yo creo que para nada es descabellado lo que piensa Pablo García Mancha.
Pensemos que lo que el propone son unos carteles para levantar la feria, no para mantenerla en el tiempo.
Hoy por hoy, con la crisis a la espalda y con cientos de festejos recortados por problemas de presupuesto en toda España, lo que interesa es que aquel que invierte su dinero en dar espectáculos, subvención incluída, vea Calahorra como una plaza con posibles. Y eso, nos guste o no, se consigue llevando a la gente a la plaza, confeccionando carteles atractivos en los que se aune calidad y potencia de abono. Conseguido el aumento de la afición durante los años difíciles, cuando las cosas cambien será tiempo de proponer otros retos. Pero la realidad es la que es y no la que nos gustaría.
Por otro lado, no creo que nadie haya oído a Pablo decir que no salga el toro Toro. Tanto en su programa de radio o TV, como en prensa, como en las charlas en las que he tenido oportunidad de acudir y en las que él ha dado su opinión, siempre ha luchado y ha clamado por el fin del fraude, por conseguir la sinceridad en la fiesta como único salvamento de la misma. Por lo tanto, la alusión a ésto no entiendo muy bien a qué viene. La agresión gratuita y desproporcionada dejémosla para el futbol, por ejemplo, donde suele ser más aceptada.
Él propone a los que considera oportunos, como cualquiera de nosotros propondríamos otros. ¿Dónde quedó el respeto?¿Dónde la tolerancia a la discrepancia?
Lo que está claro es que, echando la vista atrás, y viendo los carteles y las ganaderías que han ido pasando por nuestro coso, algo sucede y no es positivo. La gente desaparece de los tendidos. Sólo se medio llena cuando es fin de semana y llegan aficionados de Arnedo y Alfaro, fundamentalmente. Lo ideal sería traer toreros y ganaderías del gusto exclusivo de esos que se llaman taurinos. El problema vendría con que sólo ellos irían a la plaza. ¿150? ¿200 tal vez? Quizá ni eso. ¿Seguimos así o proponemos alternativas?
El mal del aficionado, como del mundo taurino en general, es la falta de unidad y las envidias que imperan en todos sus niveles. Otro gallo cantaría de remar todos juntos en el mismo sentido...

SANCHEZ-LOPEZ dijo...

amigo S: aquí nadie ha faltado el respeto a nadie de momento. Igual que el señor García Mancha propone una cosa, unos AFICIONADOS proponen otra. Pero el kit de la cuestión no es lo tuyo mejor que lo mío, que mejor, sino que el periódico NO ha publicado esa carta del Club Taurino. ¿Puede haber unión cuando los intereses son opuestos?

Galucho dijo...

Como dicen los de Calahorra, QUE SALGA EL TORO INTEGRO, luego ya veremos.

S dijo...

Sr. Sanchez-López,los intereses son opuestos, está claro. De las diferencias manifestadas con respeto al que está enfrente de nuestros planteamientos, surge el debate y de él, con buena voluntad y ganas de entenderse, se alcanzan consensos y acuerdos.
Usted dice que el kit de la cuestión es que el periódico no ha publicado esa carta. Puede que sea importante, no digo que no, pero... ¿usted no cree que lo verdaderamente importante es que la feria calagurritana continue, que siga viva? Mientras se discute sobre qué carteles le gusta a fulano y a mengano, el tiempo transcurre, un tiempo precioso que pasa y ya no vuelve. Entonces, llegará un momento en que todas esas discusiones vanas no tendrán sentido, como tampoco lo tendrán los clubes.
Seamos responsables, existe un mundo mucho más allá de nuestro ombligo por descubrir.

Anónimo dijo...

No se pero me pierdo con los argumentos del Sr. "S", parece ser que apoya lo planteado por el Sr. García Mancha, a la sazón cronista taurino, pues muy bien, allá él si, según mi opinión, coincide con planteamientos más cercanos al taurineo que al de los aficionados.
Entiendo que el planteamiento hecho por el Sr. Manacha, si no he entendido mal, es para que vaya más público, que no aficionados que cabemos en un autobús, hay que descafeinar la Fiesta con cartelitos a modo, de la mejor y genuina fiestecilla circo por supuesto,lo que indefectiblemente supone bajar la exigencia en cuanto al TORO para que así vayan comoditas las figuritas, sin dejar en el tintero dar cancha a su torero preferido, al que por otra parte siempre han dado apoyo los aficionados calagurritanos que han hecho el valiente, claro y contundente escrito al que de forma torticera no han dado cancha con su publicación...la postura del Club Taurino de Calahorra es la de plantarse, con respeto, ante posiciones que plantean la posibilidad de convertir a Calahorra en una plaza más en el circuito circense, lo que sin duda vendrá muy bien para la fauna taurina empresarial y sus palmeros, pero NO a la verdedera Fiesta de los Toros que aman y defienden estos buenos aficionados con quienes me satisface compartir ópiniones como las que han sacado a pasear en su sincero escrito.
¡Desde Emerita Augusta a Julia Nasica mi enhorabuena amigos!
Pgmacias