martes, 4 de mayo de 2010

PEDIRÁN LA PRORROGA

Gracias al amigo Civilón me entero de que en el portal de los ganaderos andaluces el empresario Manuel Martínez Erice, Choperita hijo, ha respondido a las preguntas de los aficionados. Bueno a algunas... supongo que todas serían muchas y que varias serían muy "incómodas".


Algunas respuestas me asombran de verdad, pero hay una que me preocupa especialmente. A la pregunta de un aficionado de Guadalajara: ¿Volverán encastes como Veragua, Vega Villar, los Tulio…? Responde: “Eso me suena a Prehistoria. Muy a corto plazo la respuesta es que no. La persona que ha hecho esa pregunta debe de ser un romántico, cosa que está muy bien y ojalá hubiera más románticos” .

Y digo yo: ¿qué más da que haya más románticos si ustedes no creen más que en determinado tipo de toro, los toreros no quieren ver ni en pintura esos encastes "malditos", y a todos les parece que un toro "de esos" son poco menos que "prehistóricos"?



P.D.-Y después de los bailes de corrales, de las reventas, de escándalos varios, siguen tan tranquilos, y pedirán la prórroga...

5 comentarios:

Anónimo dijo...

Pues a Zaragoza bien que lo han llevado, ¿No es la misma empresa?.
Luis Gomez

SANCHEZ-LOPEZ dijo...

Si lo han llevado, ¿y? La respuesta es referente a Madrid y ellos, en Madrid, no quieren gastarse el dinero... en TOROS.

Anónimo dijo...

¿Y que ganadero actual se fia de esta empresa? Lo mimo te dicen que si y luego te dejan tirado que no es la primera vez: Escolar, La quinta...La peor parte los veedores que dan la cara, pienso yo.
Luis Gomez

Enrique Martín dijo...

No deja lugar a dudas de que esto se lo han preparado para ellos, empresarios, ganaderos afines y toreros más afines todavía o casi más bien siervos. Y con eso contentan a la masa, obvian al aficionado y se quitan de problemas. Que jeta que se gastan

Alatriste dijo...

Me hace gracia Choperita Junior porque se contradice. "No los vamos a llevar y suena a prehistoria" pero a la vez dice que "ojalá quedaran más románticos". bueno pues eso es una contradicción de la leche. Parte de la labor de un empresario, si este fuera aficionado claro, es fomentar la afición. Y su tío Manolo lo hizo. Que pena de segundas generaciones.......