jueves, 2 de septiembre de 2010

UNA ESTOCADA EN TODO LO ALTO...

Volver a Calahorra siempre es motivo de alegría y de reencuentro con buenos amigos pero este año ha sido diferente. El final de las fiestas de esta bonita ciudad riojana no ha sido el esperado. O sí, según se mire. Que el empresario, que sabía dónde se metía, suspenda la corrida del día grande y el Ayuntamiento, con tiempo suficiente para actuar, no mueva un dedo no ha sido un trago fácil para los aficionados calagurritanos. El Club Taurino, sin mucho apoyo por parte de las peñas -subvencionadas- y sin voto en la comisión de festejos, poca fuerza podía hacer para presionar al Ayuntamiento y emitió un comunicado que algunos medios ni se dignaron a publicar.

Pero esto se veía venir, ¿o no? Entre todos la mataron y ella sola se murió. Aquí no han intervenido ni protectoras de animales, ni antitaurinos... ya se sabe que eso no son los peligrosos que los que hacen daño están, y seguirán estando, dentro.


Por otro lado, a mi personalmente, estos hechos además de provocarme una inmensa tristeza han hecho que reflexione muy seriamente en seguir defendiendo lo que no tiene defensa ninguna. Aquí ya sólo importa el dinero, ni el toro ni el torero importan un pimiento y son los APODERADOS y, sobre todo, los EMPRESARIOS los que tienen la sartén por el mango y los que hacen y deshacen en la Fiesta a su antojo. Poderoso caballero es don dinero...



P.D.- Gracias a todos los amigos del Club por el trato con el que siempre nos recibís. Mil gracias de corazón.

Marian y Sito, no hace falta que os repita que ya sabéis dónde me tenéis.

4 comentarios:

Emilio Lentisco dijo...

Vicente, no es cosa de que aquí te explica quién es Fermìn Vioque. Lo conozco pefectamente.
Se ha enriquecido en Roquetas de Mar, durante 5 ó 6 años. Tenía a mucha gente "engatusada" y estaban algo "ciegos".
¿Os acordais de la "espantá" de Morante en Roquetas de Mar?. El empresario era Fermín Vioque. Yo estuve presente durante toda la mañana y tarde, de los intentos infructuosos por parte del apoderado de Morante para cobrar.
En fín te pondría contar mil historias de este personaje.
Este fín de semana me voy para Calasparra. Ahí también tienes buenos amigos ¿no?.

SANCHEZ-LOPEZ dijo...

No hace falta que lo explique amigo Emilio. Ni quién es don Pablo Chopera que jamás pisó Calahorra hasta el domingo pasado, las caretas en este mundo del toro hace tiempo que se quitaron y, repito, no son los que se manifiestan contra las corridas de toros ni se pintan de rojo semidesnudos los malos de la película.
Desgraaciadamente no iré a Calasparra, uno de los poquitos sitios donde la integridad es una norma. Pero en la vida uno se llega a cansar de todo... por mucho que te guste. Un saludo.

Civilón dijo...

Por cosas como estas es por lo que me voy asqueado.

SANCHEZ-LOPEZ dijo...

Y somos muchos los que nos asqueamos por la situación, que no es nueva, y que será aún peor... Sólo nos quedan los berrinches, denunciar lo que creemos que está mal, y chillar... Y si nos hacen caso, que va a ser que no, bien y sino pues TAMBIEN. Un saludo