lunes, 11 de diciembre de 2006

DE ZAMORA A SALAMANCA : LLEGAN LOS PATITAS BLANCAS

El 15 de Agosto de 1928 llegan a la dehesa de “Terrubias” desde la finca de “ La Granja”, sita en Vadillo de la Guareña, más de 250 cabezas de ganado bravo que Don Arturo Sánchez Cobaleda compró a Francisco Villar, dueño de una de las partes en que se había divido la ganadería que junto a su hermano Vitorio adquirieron a José Vega. Este último fue el artífice del cruce entre vacas veragüeñas y un semental de Santa Coloma, el creador del encaste Vega-Villar, pero que sólo tuvo en sus manos cuatro años y después vendió a los hermanos Villar, siendo estos los que verdaderamente fijaron los caracteres de los “patas blancas”
Pero sigamos con la llegada a Salamanca de una vacada que lleva ligada a la misma familia casi 80 años. Don Arturo pagó por cada vaca de vientre 250 pesetas y junto al ganado llegó también al campo charro uno de los mayorales más queridos y respetados: LUCIO, un pequeño hombre pero un gran “conocedor”.
Esta ganadería consiguió un toro muy apetecible para las figuras, de mucha nobleza y calidad pero también muy del gusto de la afición. En todas las ferias importantes había toros berrendos, calceteros, coleteros, luceros, girones o caretos de esta vacada.
Tras la muerte de Don Arturo en 1942 la ganadería siguió lidiándose a nombre de sus herederos que ocho años más tarde dividen ganado y fincas. Jesús Sánchez-Cobaleda se queda con “Barcial”, y a nombre de la finca lidia sus toros; a Ignacio le corresponde “Castillejo”; para María es “Terrubias”; a Pilar le toca “Santa María” y el hierro original le pertenece a Manuel. Los tres últimos siguen llevando el ganado conjuntamente pero lidiando a nombre de Terrubias, Salamanca y Sánchez-Cobaleda respectivamente.
En 1985 fallece Manuel Sánchez-Cobaleda y se pone al frente de las tres ganaderías Pilar Majeroni Sánchez-Cobaleda, hija única de Pilar y sobrina predilecta de María y Manuel. Junto a su marido José Manuel Sánchez García-Torres – de la saga ganadera de Agustínez- trata de mantener el encaste que llegó a Salamanca de la mano de su abuelo.

5 comentarios:

leal a uceda dijo...

salieron de la sierra de madrid, de ahí a zamora y después a charrilandia.

Anónimo dijo...

A SALAMANCA VINIERON DE ZAMORA.ESE ES EL TÍTULO.

Anónimo dijo...

Muy interesantes estos articulos sobre ganaderos charros. Me queda una duda, de quién era hijo Arturo Sánchez Cobaleda?
Cambiando de tercio y de familia, he leido que en 1919 en la plaza de tientas de Padierno de Argimiro Pérez-Tabernero una vaca le pega a Juan Belmonte la que sería la cornada más grave de su carrera. Qué se sabe de ésta finca histórica? en principio que yo sepa hoy no tiene nada de bravo aunque sí que conserva esta plaza de tientas histórica, no sé muy bien en qué estado.

Sánchez-López dijo...

Estudiaré el asunto de la finca de Don Argimiro estas navidades.

Anónimo dijo...

Arturo era hijo de Antonio Sánchez, de Terrubias (como se conocía antes a los ganaderos, por el nombre de las fincas).

Teresa