martes, 17 de julio de 2007

VETE, POR FAVOR

Me han dicho que el otro día en Fuentesaúco el señor Pedro Gutiérrez Moya se enfrentó airadamente con tu cuadrilla. El motivo: ver que os ibais sin motivo y sin explicaciones. De ese día se ha dicho y escrito mucho, pero de lo que tú has declarado en Televisión no. Dices que no eres ningún delincuente ni has matado ha nadie, cosa que es totalmente cierta, pero sólo en parte porque engañas al personal. Dices que los toros estaban “pinchados” y que ese hombre los “pincha” todos. ¿Quién es ese hombre? ¿ Ortigao Costa, que ese día era el ganadero, o el empresario de esa plaza? No pegues arreones de manso y empieza a asimilar que ya no estás para esto. No hagas más el ridículo, no manches tu honrosa carrera. Quiero recordarte como un buen torero y no como un alma en pena que va de plaza en plaza queriendo vivir del pasado cuando se puede quedar sin futuro.

5 comentarios:

Anónimo dijo...

Impresentable, lamentable y bochornos espectáculo...y encima quiere aliviarse con arreones de "manso", como bien dices...¡Váyase Sr. Ortega Cano!...si es que aún le queda un ápice de dignidad torera y personal...no se arrastre más por los ruedos timando a los paganos y a sus compañeros....déjenos con esos bellos recuerdos de sus importantes tardes como TORERO.
Pgmacias

Juan Antonio dijo...

Bueno, bueno, amigos no lo echéis ahora que se ha subido al autobús y denuncia que los toros se "pinchan".
Donde están ahora los que nos vendieron su reaparición como una de las cosas importantes de la temporada?
En fin un muñeco en manos del Taurineo y de la prensa del tomate que para el caso es lo mismo.
Lo triste es que mientras estos montaban su circo en Fuentesauco, un torero se jugaba la vida en Ceret y otro se quería ir como Ortega Cano por miedo a una corrida de toros.
Saludos

Anónimo dijo...

Hola Toni, me alegra leerte...poco a poco recuperaremos 2pilas" aunque quieran descargárnoslas todos los días. Un abrazo
Pgmacias

Anónimo dijo...

Pero, ¿que ha dicho este hombre? Es que ando metafísica, como Rocinante, y no me entero de nada. ¿Acaso que se pinchan los toros? Entonces enhorabuena, Ortega Cano, por descubrirnos en primera persona un delito, y a la autoridad que empiece la investigación, ya, pues estas carnes pasan al consumo.

Margo Channing

dealvaro dijo...

No tenéis ni puta idea, que se van a pinchar...la culpa es del almidón.