domingo, 8 de julio de 2007

POR LAS RUTAS DEL TORO CHARRO (II)

El pasado jueves tuve que acercarme a Salamanca para arreglar unos papeles por la mañana temprano y por el camino se me ocurrió que a la vuelta regresaría por otra carretera para dar un "paseo" por el Campo Charro.






Salí de la capital después de comer y cogí la carretera que va a Vecinos, pero enseguida me salí de esta para ir dirección a La Veguillas. No vi mucho ganado porque seguramente estaría a la sombra, pero pasé por fincas de mucha solera y tuve la oportunidad de ver algún animal. Las dehesas de Terrubias, Barcial y Barcialejo, las tres propiedad de la familia Sánchez-Cobaleda, fueron las primeras que dejé a mi derecha. Pasé por delante de Estaban Isidro, el último sueño de Don Lisardo Sánchez y ahora de los Chopera. Al llegar a Pedro Llen pude ver a lo lejos un lote de vacas que por sus características eran la reserva de una casta que se agota, parecían coquillas. Más cerca de la carretera estaba una manada de ciervos. Sus dueños, los Sánchez-Fabrés, siempre han estado unidos a la caza y al toro bravo.









Al llegar al cruce que va a Vecinos, seguí esa dirección y me quedé con las ganas de ver Coquilla y Terrones, pero ya habrá más ocasiones. A los dos kilómetros me encuentro con Llen, una finca hermosa y grande donde pastan los toros de José Ignacio Charro y los anunciados como Charro de Llen. Paso por delante de Olmedilla, mi sueño, propiedad de la condesa cuyo título lleva el nombre de mi pueblo.


Alcanzando la localidad de Vecinos sigo hacia Matilla de los Caños y enseguida paso por Galleguillos, donde puede ver algún santacoloma del Hoyo de la Gitana. Paso Matilla, sigo hacia Robliza de Cojos y dejo a mi izquierda Cojos -finca de Juan Luis Fraile- , Linejo - lugar donde pastan los toros de Montalvo- y San Fernando - del recordado AP-. Llego a la autovía pero prefiero continuar el camino por la antigua 620 que va paralela a la primera para seguir estando más cerca del campo. Paso al lado de los toros de Javier Pérez-Tabernero, de El Villar de los Álamos, y enseguida estoy en Aldehuela de la Bóveda. A los pocos kilómetros llego a una de mis dehesas preferidas de toda España: Castillejo de Huebra, finca de Pilar Majeroni en la que están sus vacas "patas blancas" y donde conviven cuatro encastes diferentes. Al llegar a La Fuente de San Esteban paro a tomar un café en El Cruce y decido que por esta vez el viaje a terminado, pero dentro de poco habrá que hacer otro. El Campo Charro da para muchos.


3 comentarios:

Rafa dijo...

De las ganaderías que he visitado por Salamanca, no he visto ninguna finca tan bien cuidada, tan arreglada y con los cercados tan impecables como la de la familia Charro en "Llen". De las del Sur, la palma en cuanto a presencia externa se la lleva la de Dolores Aguirre en Constantina. Saludos.

Anónimo dijo...

hola,podrias indicarme una buena ruta para estas navidades partiendo desde ciudad rodrigo????gracias

Manuel,

CÁRDENO dijo...

muchas gracias por la ruta,amigo. tenia programado un viaje a la Sierra de Francia(sur de Salamanca) a Villanueva del Conde,pero mi afición taurina me hizo completar el viaje con una buena ruta y te hice caso. Da gusto ver las dehesas pulidas por el rumiar del vacuno y porcino que pastan a sus anchas por donde te llegue la vista,pero quisiera añadir algo de interés,si tenéis la oportunidad acercaos al pueblo serrano de SAN MARTIN DEL CASTAÑAR,y veréis,a parte de un pueblo precioso,una de las plazas de toros mas antigua del mundo, preciosa y arcaica,merece la pena. En general,Salamanca tierra mía, de arte y sabiduría... una gran provincia taurina y castellana.