lunes, 25 de agosto de 2008

NO SE YO...

Si los otros cinco toros que se han lidiado hoy en Bilbao se hubiesen parecido, para bien, a Planetario, número 94 y lidiado en tercer lugar, no habría duda que el premio a la mejor corrida que otorga la Junta Administrativa de Bilbao estaría bien otorgado. Pero es que, desde mi punto de vista, la corrida ha dejado bastante que desear. He vuelto a ver "alimañas", pero excepto ese toro que fue rechado en Madrid por falta de peso, ninguno ha roto para bien y alguno si no fuese por la A coronada que lucía en la solana nos creeríamos que era de algún jerezano agitanado.
Varios toros de los que estaban reseñados no se han lidiado porque se estropearon hace un par de día cuando los cambian de camión -palabras de Victorino hijo en Digital+ -. ¿ Para que necesitaban hacer transbordo de animales? Viendo los pitones imagino que pasaría. No me gusta nada...

5 comentarios:

Anónimo dijo...

Vicente, por aclararte dudas, y sacarte del mosqueo, jejeje: el camión que transportaba los toros se tuvo una avería, se intentó arreglar pero no pudieron, se tuvo que llamar a otro camión para poder transportarla hasta Bilbao, con lo cual tuvieron que pasar los toros de un camión a otro poniéndolos en paralelo. Total, que dos toros se hicieron cisco los pitones (¿porqué?). La fuente es fidedigna, créeme. Un fuewrte abrazo.
Eneko.

Anónimo dijo...

La historia de Eneko la ha contado el propio ganadero en las tertulias del Ercilla, confirmando lo que ya habían dicho varios compañeros en el palco de prensa. Fue durante el cambio, al no encajar bien los camiones cuándo un par de toros se estropearon los pitones y tuvieron que traer dos más, que según comentó Victorino Hijo acabaron siendo los del lote de Ferrera. Por cierto que la historia tiene guasa, pues el único lugar dónde poder hacer el cambio era el parking de un "local de carretera", de esos de mala fama. Cómo sería la situación que tuvieron que entrar a pedir a las chicas que trabajaban allí que apagaran las luces de neón de los carteles porque podían poner nerviosos a los astados.
Y una última cosa, no se cómo se vió en la tele, pero en la plaza la corrida resultó muy interesante, de esas que no te dan tiempo ni a comer media pipa por si te pierdes algo. Hubo casta y emoción sobre todo en tres toros, tercero, cuarto y quinto; y también alimañas de las que pedían el carnet y que mantienen al público con los ojos en el ruedo. No sé, igual en la plaza el ambiente era distinto pero a mi la corrida me gustó y medio me reconcilió con Victorino.

Un saludo
Leti

Sánchez-López dijo...

La corrida no es que me disgutase, pero tampoco me gustó. Si que hubo casta, y también flojedad y cosas que no debe hacer un toro de Victorino.
Lo del camión, lo de los pitones, lo del compadreo con los mandamases ... Eso es lo que me mosquea.

PFY dijo...

Una pregunta al hilo de tu preocupación por la falta de casta: ¿no será que 320 vacas de vientre se van un poco de las manos? Además, sólo lidia corridas de toros. Yo no soy ganadero pero creo que todo lo que sale de una ganadería no es aconsejable lidiarlo como toros...

Sánchez-López dijo...

Amigo Pedro, has dado en el clavo. Todo macho que nace en una ganadería no puede, ni debe, lidiarse como toro.