martes, 20 de enero de 2009

HABLA S.M.

«Tengo ganas de oír decir a un torero qué toro más bueno me ha tocado. Dicen que les miraba, y digo yo: ¿y qué tiene que hacer el toro? ¿No querrás que sea ciego? Hay una corriente que está mal dirigida en la que parece que hay que hablar del toro como sin darle importancia. Y yo sigo: sin toro no habrá toreo, porque es el único personaje importante. Amémoslo, démosle el sitito que tiene, porque hablando bien del toro nunca se desmerece la actuación del torero. Al contrario. Ese culto al toro conviene recogerlo, y no perderlo».

Don Santiago Martín Sánchez, matador de toros.

2 comentarios:

ALATRISTE dijo...

Totalmente de acuerdo con Don Santiago. Ahora todos los toreros hablan mal de los toros. Eso sí cuando sale la mona tonta colaboradora sin emoción y sin clase, ese día les ha encantado el toro. Y tienen los cojones de decir que el toro era muy bueno, dar un abrazo al ganadero, guiñarle el ojo y decir que merecía el indulto o que tenía mucha clase.
TOdos contentos: el público no se entera, el torero "triunfa" y el ganadero sabe que va a ganar más dinero.
Manda cojones

David Valderrama Gutiérrez dijo...

Peazo comentario de "Su Majestad"!