lunes, 19 de enero de 2009

¿TOROS O COCHINOS?



3 comentarios:

graciliano dijo...

En la búsqueda del animal más adecuado para la lidia se han ido seleccionando caracteres que han acercado el tipo actual del toro de lidia a las razas de carne y lo han alejado de las razas de trabajo o asilvestradas de las que originalmente procede.

El toro del XIX era un animal aleonado, con predominio del cuarto delantero, no humillaba y la lidia se hacía por alto. No tenía poder por falta de culata (culo pollo, muchos padreaban antes de lidiarse) se agotaba pronto tras las bravuconadas del primer tercio y al matador solo le quedaba cuadrarlo con tres pases cortos por alto o dos doblones y matarlo.

El Guerra inicia la revolución del toreo moderno -la ligazón- pero necesita aplomar el toro con el drástico procedimiento de "dejarle que enganche" al caballo de picar. Fue el artífice de la transición del toreo decimonónico al de la "edad de oro" y se le acusó en su tiempo de buscar un toro a su conveniencia (ya ha llovido desde entonces). El siguiente torero fuertemente vapuleado por intervenir en la selección del toro, llevado de sus dotes innatas y su desmedida afición fue Joselito. En los años veinte se consolida el toro moderno -fijo, humillado y repetidor- que permite llegar a la suprema síntesis clásica del toreo -la mezcla de los de José y Juan- que se lleva a la cima por los toreros de las siguientes décadas (No entremos en las heterodoxias de los Manueles cordobeses). Son los años de predominio de la ganadería de un genio de la alquimia, y apasionado defensor de la selección por tipo, el mago de San Fernando, don Antonio Pérez. (los "arranes" deben mucho a él aunque el "Maestro" no quería reconocerlo).

¿Cómo evolucionó el tipo del toro? Se ha buscado un animal más longilineo, de esqueleto fino y extremidades cortas (cerca de tierra). La característica "hecho cuesta abajo" tan demandada por los toreros que quieren ver la penca del rabo cuando el toro se cuadra, produce un toro bajo de cruz y corto de manos al que cueste poco humillar cuando embiste. La compensación morfológica por detrás es un cuarto trasero poderoso y en el centro un tronco cilíndrico y más largo. El impulso de una grupa casi charolesa y de unos lomos casi de cochino blanco permiten la repetición de la embestida cien y más veces.

¿Acochinados?

P.D: el tipo nada tiene que ver con el engorde excesivo, preexiste al cebo, lo ostenta también el animal flaco.

P.D. 2: desde los pasillos de los corrales (elemental perspectiva) las patas (cortas por lo ya explicado) practicamente no se ven y acentúan el efecto o defecto "cochino".

javier dijo...

Cochinos

Anónimo dijo...

Auténticos "pata negra".

Álvaro.