martes, 29 de diciembre de 2009

EL CINISMO DE LOS TAURINOS

Han pasado once días desde que en el Parlament Catalán se dió luz verde a la ILP para la abolición de las corridas de toros en Cataluña y los taurinos siguen en la siesta. Como los becerros después de mamar los calostros continuan aletargados. Muchas declaraciones de intenciones, muchas ideas, mucho ruido y poquitas nueces. Apoderados, ganaderos, toreros, empresarios, veedores, subalternos, la gente que de verdad vive del toro no mueve un dedo. Y luego se quejarán...


Encima leo que al ganadero Jose Miguel Arroyo no le ha llegado a casa la sanción por afeitado - reincidente- en Logroño. No seamos cínicos que si tan tranquilo estuviese no hubiese recurrido cuando esos pitones fueron mandados a analizar...


Sinceramente, temo mucho más a esta gente que a los que no les gustan los toros. Los responsables de muchos males que hoy tiene La Fiesta de los TOROS -ni nacional ni de nadie- son los que viven de ella.

2 comentarios:

Toros20 dijo...

Los más peligrosos son los taurinos es cierto. Y los q más pena me dan son los aficionados catalanes que apenas están recibiendo ayudas de la gente del toro, exceptuando a JT y su apoderado(si a este último se le puede considerar del toro) y a los políticos y aficionados franceses......el SISTEMA como le llamamos, está absolutamnete obsoleto. La corrida tiene que cambiar, los toros tienen q cambiar y la forma de venderlos tiene que cambiar. Barcelona se va a la mierda y a la gente del toro les da igual: los ganaderos porque no lidiban casi allí. Los empresarios pq es sólo una plaza y deficitaria(exceptuamos a Simon Casas que creo que es el único que ha querido levantarla de verdad y no llegaron a un acuerdo)y los toreros porque es una plaza y una ciudad sin ambiente taurimo. No se sienten queridos. Pero luego torea allí JT y se monta un lío y se ve el verdadero nivel taurino de la ciudad. Una ciudad que está aletargada ante la falta de altura de miras de los taurinos(tb llamados marcianos), los políticos y el revanchismo y mala leche de los antitaurinos.

En fin esto es España. Esto funciona así.

Oscar dijo...

Yo con los antitaurinos, como es obvio, no comparto nada. Ni siquiera tenemos en común, en la mayor parte de los casos, el respeto que yo tengo por sus puntos de vista y que rara vez es recíproco.

Pero hay algo admirable en ellos: Creen en una cosa y luchan por ello, se movilizan, deberíamos aprender de esta actitud.

Por otra parte, Toros20, tienes razón, los enemigos más peligrosos son siempre los de dentro.

A los anti los tenemos enfrente, se les ve venir. Pero luchar contra todos esos que intentan desnaturalizar la fiesta desde dentro es muy dificil.