jueves, 17 de diciembre de 2009

SIN TOROS NO HAY DEHESA...

No pensaba entrar en el tema pero esta mañana he escuchado varias insensateces que hacen que exprese mi humilde opinión. Que mañana se vote sí o no en el Parlamento Catalán es sólo la punta del iceberg que se avecina. Prospere o no la ley, esta gente seguirá luchando para defender su postura. Y los respeto, cosa que algunos de ellos no hacen con nosotros.



Con suma curiosidad he entrado hace un rato en la web de la Plataforma Prou y no he podido ver su organigrama, no sé quienes son los que la dirigen pero esta mañana me pareció oir en la radio que es un argentino el que hace de presidente y me resultó curioso, muy curioso, pero no he podido confirmarlo.



En esa página he leido que esa Plataforma no es antitaurina sino que, simplemente, son ABOLICIONISTAS. Así como suena. Que firmaron 180.169 personas en los cuatro meses que permite la ley lo consideran un éxito, no sé hasta que punto sabiendo que en Cataluña hay más de siete millones de habitantes.



Pero una de las cosas que me sorprende que usen para argumentar su posición es que "hoy en día, con el cambio climático a la vuelta de la esquina, con el ultimátum que la naturaleza nos pone y nos alerta frente a nuestros propios ojos, hoy más que nunca debemos avanzar en el respeto hacia ella. Pero ¿cómo podemos pedir a las nuevas generaciones que respeten el aire o el agua, agentes del Reino Mineral, cuando no les mostramos el más mínimo respeto por aquellos agentes naturales que más se nos parecen, y con los que compartimos el Reino Animal?No tiene lógica, ni coherencia. La tauromaquia es una piedra al cuello de la educación medioambiental, y es una irresponsabilidad política el que no se tomen las medidas pertinentes al respecto, con suma urgencia y seriedad".



A lo que yo digo: ¿qué hacemos con las dehesas que existen gracias a la cría del toro bravo?¿Cambiamos las encinas por lechugas? ¿Y las especies protegidas como el aguila imperial y la cigüeña negra, entre otras muchas, que conviven con el toro en su habitat? Sin el toro bravo la dehesa iría despareciendo. Tengan una cosa clara, si lo que quieren realmente es salvar al toro como animal no intenten prohibir las corridas porque estarán firmando su sentencia de muerte. Que les parece una crueldad lo que pasa en las plazas, no vayan y se acabó, pero a los que vamos, a los que nos gusta el toro tanto o más que a ustedes no nos insulten por ello.

7 comentarios:

Oscar dijo...

De toda esa gente que ha firmado la iniciativa popular (detrás de la cual, bajo mi punto de vista, hay una intención más político-nacionalista que otra cosa) a mi me gustaría saber cuántos comen, por ejemplo, carne de pollo. Supongo que una gran mayoría de ellos los hacen.

Es cierto que el argumento de cómo se crían, transportan y sacrifican animales destinados a la producción cárnica frente a como vive y se maneja un toro de lídia es muy manido, pero yo quiero darle otro enfoque.

Hace ya tiempo vi un video de cómo se sacrificaban pollos en un matadero industrial. La idea era que primero se les aturdía, luego se mataban y finalmente eran introducidos en agua hirviendo para desplumarlos. Sin embargo, por fallos y falta de sincronización del proceso, muchos pollos entraban vivos y conscientes en la piscina de agua hirviendo. Y esto solo es la etapa final, las condiciones de estres y sufrimiento de estos animales en las granjas intensivas (¿alguien ha visto como viven las gallinas ponedoras?) y el transporte también son evidentes.

Cuando expones esto, la respuesta por parte del antitaurino de turno es siempre la misma simpleza "una cosa es matar para comer y otra para divertirse". Una simpleza, digo, porque al bicho supongo que le da lo mismo morir para satisfacer la noble causa de la alimentación humana que morir lidiado en una plaza de toros; además la carne de los toros lidiados también se destina a la alimentación humana.

Si la cuestión de fondo es el sufrimiento ¿porque no protestan contra la industria cárnica o simplemente se niegan a comer carne?. Es más, yo diría, ¿porque no se niegan a comer ESA carne?

No hay porque morirse de hambre, podrían comer solo carne que estuviese garantizado, procede de animales criados, transportados y sacrificados en condiciones de cero estres y cero sufrimiento.

Que eso no existe, te dirán y yo digo que si no hay oferta es porque no hay demanda. Si la mitad de los antitaurinos sólo comiesen la carne que antes he mencionado, ante la oportunidad de negocio, aparecerían granjas, mataderos y empresas certificadoras para satisfacer dicha demanda. El problema en realidad es que la carne de pollo así certificada costaría 8 o 10 veces más. El problema es que es muy caro ser coherente.

Cuando a mi un anti me dice que está en contra de las corridas y que además es vegano, yo respeto -aunque no comparto- esa postura (respeto que habitualmente no es recíproco, debo decir). Ahora, si a mi un anti, de esos ligth, me dice que las corridas de toros son crueles, inhumanas e inaceptables y a continuación se va al Kentucky Fried Chicken a ponerse hasta las trancas de nuggets, lo único que puede decir es que es un hipócrita.

emiliolentisco dijo...

La intención de prohibir los toros en Cataluña es estrictamente política. La quieren disfrazar de mil historias; pero es política. Na hay más leña..
Tengo familia en Cataluña y me lo han confirmado, a los nacionalistas tremebundos los toros le suenan a "españolismo", y el Barsa a "catalanismo", y de ahí no salen.
Otra cosa sera el "acojone" que están palpando estos últimos días y, su última voluntad al votar.

Oscar dijo...

Se ha consumado la felonía y el parlament ha rechazado las enmiendas a la totalidad sobre la ILP para abolir las corridas de toros.

Esto no quiere decir que se vayan efectivamente a abolir, simplemente se votaba la "toma en consideración" de la iniciativa.

Fuera de la iniciativa abolicionista quedan los Correbous, porque son considerados una tradición popular en Cataluña. Como veis pura y dura hipocresía, una muestra más de que esta iniciativa nada tiene que ver con el bienestar de los animales sino que es un intento de dar "una bofetada a España". Un autentico asco.

Si finalmente sale adelante la iniciativa, está previsto indemnizar a los propietarios de plazas de toros en Cataluña. Es decir, se usará el dinero de los impuestos de los ciudadanos (y en particular de los aficionados)para pagar esta tropelía.

Hoy es un día triste no solo para los aficionados a los toros. Albert Rivera, defendiendo su enmienda a la totalidad ha dicho "a mi no me gustan los toros, pero me gusta la libertad..." y tenía toda la razón.

SANCHEZ-LOPEZ dijo...

Esta gente no sé da cuenta de que lo único que están haciendo es volver al pasado. PROHIBIR, SEMBRAR ODIO, CREAR DOS BANDOS...

Anónimo dijo...

Estos politicos y las huestes que amamantan, solo llevan una idea clara, ACABAR CON TODO LO QUE PUEDA SER ESPAÑO. En mi pequeña empresa hasta hace unos dos años me proveian de algunos componentes desce Cataluña, ya sé que todos los catalanes no tienen la misma culpa, pero deberian acallar a los cuatro gatos que joden ( con perdón ) la marrana, por eso dejé de comprar a empresas catalanas.
Lo que más fastidia al catalan es el bolsillo.
Aragones

Anónimo dijo...

http://www.elpais.com/articulo/opinion/hay/peligro/dehesa/elpepuopi/20091219elpepiopi_8/Tes

En este artículo publicado en El País, firmado por un tal José Antonio García Rodriguez, que se presenta como un "científico de la ecología" de Salamanca, se asegura que las dehesas no están en peligro por la desaparición de los toros. Según me ha comentado un experto en el tema, los datos que se presentan en dicho artículo no acaban de ser ciertos.
Parece que nos atacan desde todos los lados, incluso socavando los argumentos que nosotros creemos más sólidos. Creo que vamos a tener que prepararnos mucho para ganar esta batalla, pero sin duda merecerá la pena porque tenemos la oportunidad de que la fiesta salga reforzada.
¿Alguien recoge el guante y se atreve a rebatir este artículo con datos?

Salman dijo...

Yo soy aficionado desde hace mucho y siento todo este movimiento antitaurino. Sin embargo el argumento que usamos de que sin toro bravo no habría dehesa nos lo pueden discutir no sólo basándose en el número de hectáreas adehesadas sino en otro. Me explico, si en alguna ocasión desapareciera el toro bravo de España (lo cual para mí supondría una verdadera catástrofe desde el punto de la biodiversidad) esas dehesas podrían seguir explotándose, y por lo tanto cuidándose, con otras especies como la oveja merina o el cerdo ibérico que ya conviven con el toro. Es más, en España tenemos razas bovinas como la morucha, la avileña, la retinta o la berrenda que podrían ocupar esas dehesas. Muchos ganaderos de bravo, por desgracia lo sabemos, terminan por vender y dedicarse al ganado de carne. Y repito soy un buen aficionado y deseo que la fiesta del toro se mantenga pero quiero pedir que tengamos cuidado con algunos argumentos porque nos los pueden rebatir los antitaurinos. Gracias por vuestra paciencia al leer y estas líneas y gracias al creador de está página con la que os aseguro que disfruto.