domingo, 4 de abril de 2010

¡BIEN VICTORINO, BIEN!


Esta tarde me enviaron un mensaje para decirme que leyera un interesante artículo en la nueva web de la revista Aplausos. Si no fuera porque el autor es quien es seguro que ni lo hubiese leído. Me ha gustado, y mucho.



Copio el final:


-" ...Pero debemos tener cuidado, ya que nuestra sociedad como consecuencia del éxodo rural que se produjo a partir de la década de los sesenta del siglo pasado, se ha transformado en urbanita. En general ve la corrida a través del hombre. El torero que es un auténtico héroe, seguramente el más auténtico de todos los modernos, todo lo llena. En especial las figuras.


El TORO ha pasado en líneas generales a un segundo plano. Poco sabemos de él, sólo nos importa que sea bueno y colabore para que el artista realice su obra sin darnos cuenta que el animal es el que legitima la existencia del rito y el que hace posible que lo oculto se haga concreto. El futuro del rito y por lo tanto de las corridas pasa por la pureza del mismo y por lo tanto por la importancia del toro. Cuánto más importante sea, más se valorará al héroe que lo someta, más grande será nuestra fiesta."

3 comentarios:

Anónimo dijo...

No dice nada nuevo, la verdad. Además, qué más quisiera el torero que ser eso: un héroe.
Por desgracia para todos, el torero hoy en día, salvo para nosotros que amamos la fiesta, no es nadie; absolutamente nadie
Dejó de serlo desde que el toro dejó de ser TORO

Anónimo dijo...

Ah!! olvidaba decir que hay ecepciones, la de los toreros que torean TOROS, pero esos no son del interés del público, asi que...lo que decía, nadie

emiliolentisco dijo...

El artículo es un esqueje de la conferencia que pronunció Victorino-hijo el pasado mes de Febrero en el Aula de Tauromaquia de la Universidad de Almería.
Si tenéis ocasión de poder asistir hacerlo. Dejar vuestras labores y acudir a saborearla completa. La conferencia es sencillamente magistral.