sábado, 17 de abril de 2010

SANCHEZ-COBALEDA: FIDELIDAD ABSOLUTA

Para terminar con la historia de la ganadería insigne de la familia Sánchez-Cobaleda he disfrutado de la impagable ayuda de Teresa Majeroni S., hija del matrimonio ganadero formado por José Manuel Sánchez y Pilar Majeroni Sánchez-Cobaleda, que en realidad me ha dado el trabajo hecho porque lo que vais a leer a continuación me lo ha enviado ella:

-Tras la muerte de Manuel Sánchez Cobaleda, el 1 de noviembre de 1985, seguimos lidiando como has dicho casi especializándonos en rejones. El arte del rejoneo si bien desprestigiado no implica que los toros no vayan a ser igual de bravos, a lucir igual que en las corridas, o a ser mansos de solemnidad si a mano viene.

Así, lidiamos en la feria de Salamanca el 15 de septiembre de 1987 una corrida en la que destacó Cornicorto, nº 48, matado por Esplá y al que aplaudieron en su arrastre. Ese mismo año, el 2 de agosto en Madrid, Morenito de Maracay corta dos orejas a su lote, compuesto por Batanero, nº 30 y Paisano, 35, y sale por la puerta grande. ¡Hasta le llama el presidente de su país, Jaime Lusinchi para darle la enhorabuena!
También aplauden a los toros en su arrastre en la plaza de Orthez el 26 de julio, Cacharrero, nº 1, y Granicero, 29. Ambos fueron lidiados por José Antonio Carretero.

En Cáceres, el 10 de mayo, Paco Alcalde le corta dos orejas y rabo a Coletito, nº 58, al que le dan la vuelta al ruedo. Pero en general la corrida sale muy buena, cortándole en su conjunto 8 orejas y un rabo.
Y acabamos el año con el toro más bravo que yo jamás he visto: Coleteronazo, nº 24, lidiado por Ricardo Sánchez Marcos en la Glorieta, el 21 de septiembre de 1987. Por ser ese día, no entra en los Premios al toro más bravo (¿?) y desgraciadamente para el torero, que no tenía mucha plaza, le toca ese toro que toma los vuelos del capote, empuja en sus dos puyazos al caballo con el rabo en alto, con una fijeza tremenda, embiste tanda tras tanda…

En Madrid el 3 de junio de 1989, salen los 4 rejoneadores y el mayoral a hombros: Vidrié, Buendía, Correas y Cartagena, en una corrida que fue muy completa y a la que cortaron 8 orejas. También destacó en esa plaza Cacharrero, nº 21, lidiado el 22-10-89 por José Antonio Carretero y muy aplaudido en el arrastre.

El 15 de agosto de 1990 en Castro Urdiales el torero José Luis Galloso le corta las orejas a Pavito, nº 57, y Emilio Oliva las de su oponente, Peregrino, nº 34. En esa corrida, curiosamente, Ponce se va de vacío…


Dos años más tarde, en Francia, país muy amante de los Sánchez Cobaleda, ganamos el premio en la corrida concurso del 16 de julio, con el bravísimo Rosalejo, nº 33, al que Ginés Cartagena le corta dos orejas y rabo.
Esa misma temporada, el rejoneador Antonio Domecq, conocido por ser hijo, sobrino y nieto de ganaderos escoge nuestra ganadería para tomar su alternativa en Jerez (21 de mayo de 1992), siendo su padrino Álvaro Domecq y testigos Fermín Bohórquez y Luis Domecq, y solicitando los toros de Sánchez-Cobaleda para esta fecha tan especial.


En 1993 en Alcalá de Henares destaca la corrida completa, a la que le cortan 7 orejas Moura, los hermanos Domecq y Mayoral, y nuestro mayoral sale con ellos también a hombros.
En la feria del Pilar, en Zaragoza, cuando TVE aún retransmitía corridas, se ve el buen juego de los Cobaleda, sobre todo el de Manguerón, nº 11, que recibe una clamorosa ovación, y al que Bohórquez corta las dos orejas. La corrida entera es extraordinaria.


Un año después, en la Feria de Jerez, el 12 de mayo, les cortan 8 orejas Moura, Bohórquez y los dos Domecq a sus astados “patas blancas”. Corrida de gran transmisión y muy encastada.

En el 29 de septiembre1994 se lidia a pie una corrida mano a mano entre Jesulín y Litri, en Corella. Le cortan 6 orejas en total, a unos toros tremendamente bravos.


En Linares el 31 de agosto de 1995 tengo apuntados el juego de Colilla y Granitero. Dos buenos toros del hierro de Sánchez-Cobaleda.

Pero sería un año después, en Arles, con una corrida extraordinaria a la que le cortan 9 orejas y dan la vuelta al ruedo Buendía, Bohórquez, Pablo Hermoso y Juan José Rodríguez, con el ganadero inclusive, José Manuel Sánchez, cuando llegara uno de los mayores éxitos de la última etapa. Todos los toros son aplaudidos en el arrastre.

También en 1996, en la plaza de toros de Jerez, tenemos un rotundo éxito. Cortan 7 orejas y un rabo el 16 de mayo, saliendo a hombros Zambrano, Bohórquez y Juan José Piris junto a nuestro mayoral. También actuaban Joao Moura, Buendía, Pablo Hermoso de Mendoza y Paco Ojeda.

Ese mismo año, en Dax, plaza de primera francesa, donde hemos lidiado 15 años seguidos, le cortan 8 orejas a la corrida completa de Sánchez Cobaleda, lidiada por María Sara, Ojeda y Cartagena. A la ganadera, María José Majeroni, le hacen dar la vuelta al ruedo.

Y es en otra plaza francesa, como casi todas las de allí de corte muy torista, en Arles el 31 de marzo, en su feria de Pascua, cuando se cortan otras 5 orejas a los “patas blancas”, sobresaliendo en su acometividad a los engaños el nº 67, Batanazo, y el 46, Batanito. La corrida fue lidiada por Bohórquez, Paco Ojeda y Andy Cartagena.

Poco después, el 8 de mayo de 1997, en Jerez se cortan 6 orejas y un rabo con un cartel formado por Zambrano, Bohórquez, los dos Domecq, Pablo Hermoso y Ojeda. Poco después este último confirma alternativa en Madrid, el 24 de mayo, y otro éxito rotundo. 6 orejas en total, una corrida matada por Bohórquez, Ojeda y Luis y Antonio Domecq.

En 1998, en el coso de Valencia, le dan la vuelta al ruedo en Valencia a Peregrino, 22, al que mató Bohórquez.

Al año siguiente siguen los triunfos de los toros en Dax, en San Isidro y muchas otras plazas. En la capital de España, en Vistalegre, el 15 de abril, lidian Leonardo Hernández, Bohórquez, González Porras y Cartagena una corrida a la que le cortan las cuatro orejas y que tenemos reseñada como muy buena.

En la corrida de Jerez del 12 de mayo de 1999, se cortan 7 trofeos. La lidiaron Leonardo Hernández, Bohórquez, Pablo Hermoso y Andy Cartagena. Y ese mismo año, Julio Norte tiene la suerte de lidiar a Batanero, nº 11, en Barcelona el 15 de agosto, que fue ovacionado en el arrastre.


En el año 2000, en Jerez otro éxito de rejones, mientras que en Barcelona la matan a pie Frascuelo y Pauloba. Tuvieron dos toros buenos: el primero a Clavelino, nº 132, y el segundo a Luna, nº 138.
El 9 de septiembre de 2000, El Cid le cortó las dos orejas a Batanerito en Hoyo de Manzanares. Mientras, esa temporada se siguen cortando orejas y disfrutando de los típicos nombres de las reatas de Sánchez Cobaleda en Íscar, Dax, Valladolid, Vistalegre…
Barcelona.

La Asociación de la Prensa de Barcelona premia como mejor corrida de la temporada a la lidiada el 26 de agosto de 2001, por José Luis Moreno, Rafael de Julia y Luis Vilches.

Continuamos lidiando ese año y siguientes en Toledo, Vitoria, Mont de Marsan, Íscar, Dax… En esa plaza francesa el mayoral vuelve a dar la vuelta al ruedo el 15 de agosto de 2002 como colofón a una corrida en la que cortan 7 orejas y aplauden a todos los toros.

Un año después, la ganadera María José Majeroni vuelve a dar la vuelta al ruedo después de la lidia de Coletito, nº 43, y las 5 orejas y el rabo cortadas por Rui Fernandes, Diego Ventura y Andy Cartagena.

En la plaza de Linares, en 2003, se cortan 9 trofeos a una corrida excelente; en Salamanca, el 21 de septiembre, salen los tres rejoneadores y el mayoral a hombros tras 7 orejas y aplauden a 5 de los 6 toros.

Y los triunfos siguen en Barcelona, Dax, Valencia, Íscar, con la confirmación de Moura Caetano, con la presentación de Moura hijo, con la salida en hombros de la ganadera en Palencia el 3 de septiembre de 2006, en la plaza de Aranjuez, en la de Íscar…

En 2007 destacó por su juego Granizo, lidiado en Barcelona. Al año siguiente en Aranjuez sobresalieron los toros Ventisquero, y Batanero.

En resumen, estos son algunos de los logros actuales de los toros de Sánchez Cobaleda, una de las ganaderías con más solera del Campo Charro y un encaste único que está en peligro de extinción por culpa de las administraciones, con los múltiples sacrificios a los que someten a estas vacadas tan reducidas, y por culpa de los toreros que huyen de cosas DISTINTAS, toros simplemente diferentes.



Nota 1.- El final lo he añadido yo, por si acaso no queda claro…


Nota 2.- Mil gracias de nuevo Teresa por tu ayuda y por las fotos.

8 comentarios:

Anónimo dijo...

La verdad, me parece muy triste que en Salamanca sigais viviendo del pasado...sin autocritica es imposible avanzar, y aqui no se ve por ningun lado...todo es autocomplacencia...por eso esta ganaderia esta donde esta, y lo que es peor...donde acabara...en el pozo¡¡¡ Vicente, hablenos del futuro...de El Ventorrillo, Jose Escolar, etc. de las nuevas tecnicas de crianza de los ganaderos elite, los Cobaleda son el pasado, y el pasado nunca vuelve¡¡¡

Anónimo dijo...

Deberian obligar a las empresas de las grandes ferias o subvencionar para que haya dos tres corridas de estos encastes unicos en las ferias para evitar su extincion.

SANCHEZ-LOPEZ dijo...

No sé por qué me esperaba un comentario, y anónimo, como el primero... Me daba en la nariz que algun@ volvería con el pasado. Pues señor o señora mía, esa ganadería que no es de su agrado está muy viva, demasiado viva por eso no lidia porque al "sistema", corrupto, no le interesa un toro que se mueva, que repita, que transimita, que no deje respirar a los toreros ni hacer la faena que ya traen pensada de casa...
Espero, y deseo, que vacadas como la de Sánchez-Cobaleda y otras parecidas, que para usted son el pasado, sigan dandonos alegrías a los aficionados en alguna plaza de provincias o en un tentadero cuando una vaca se arranque con alegría al caballo.
Y no se fíe de que el pasado nunca vuelve, porque el futuro no será el usted espera.

Para servidor mucho más mérito tiene criar un toro como éste que otra clase de toro... Y créame en esta casa no hay autocomplacencía ninguna, más bien todo lo contrario.

Un saludo.

Salvador Giménez dijo...

Vicente, estoy contigo en todo. Estas ganaderías dieron gloria y si se mantienen, tarde o temprano volverán por donde solían.

emiliolentisco dijo...

Estupendo artículo Vicente. Me viene muy bien. Ya sabes que estoy recopilando datos (no se para qué, pero ahí estoy) de varios ganaderos salmantinos, entre ellos los Sánchez-Cobaleda, y me viene el post que ni bordao..

En Barrera dijo...

Me ha encantado el post Vicente. Si por algo se caracteriza este blog es por la ausencia de autocomplacencia. Digo yo que algo tendrá ese pasado sino lo dejamos en el olvido, además todo sabemos que muchas vacadas han desaparecido del mapa por modas y no por su mal comportamiento en el ruedo.

Anónimo dijo...

Mirar al pasado....no es malo, debe mirarse de vez en cuando siempre que los pasos se den hacia adelante.
Habla el señor anónimo de ganaderos de élite ¿? acaso un constructor que hace 15 días compra una ganadería del gusto de las figuras puede llamarse ganadero (lease por ejemplo y ya que lo cita él, el Ventorrillo), ese señor, de momento sólo es el propietario de una ganadería, sin más.
Acaso el anónimo que habla sabe algo de selección y del mercado taurino?. Está claro que el 90 por ciento del escalafón, y no creo exagerar, si no sale un toro con un comportamiento muy definido, el que esperan que salga por chiqueros, que deje estar....tendría que irse para su casa. Ojo, yo disfruto también con un toro noble, pastueño...al que se le dan muletazos bien dados, lentos y con sabor....Pero la bravura y la emoción, ver a un toro ir al caballo de largo con codicia, entregado....es otra cosa. Un toro que "permita sólo" 25 muletazos bien dados para entregarse a la muerte...es una asignatura muy muy dificil para la mayoría de los toreros de hoy que necesitan 200 muletazos para ver a un toro y para poder calentar al personal....No nos engañemos...la casta no gusta, la codicia no gusta...o mejor dicho, gusta lo justito a los toreros. Y los respeto por encima de todo, pero si pueden hacerse millonarios sin pasar malos tragos, para que sufrir. Sucede que el público, las asociaciones de aficionados no mandan NADA...comemos de menú, lo que nos ponen y a callar.
Creo que en este caso hablamos de unos ganaderos claramente de élite, por medios y saber hacer, podrían comprar vacadas de moda y estar en las ferias mañana mismo...pero son ganaderos, con afición, con paciencia. Tienen cuatro hierros y cuatro encastes y ninguno de los de moda...sería muy facil...bastaría comprar a alguno de los de moda...pero son ganaderos, no propietarios de una ganadería....He ahí la diferencia, prefieren la lumbre del palco en la plaza de tientas...que el figuroneo en los callejones...quizá esté ahí su error para no ser ganadero de ¿élite y futuro?
Fernando.

Toros20 dijo...

Muy buen comentario Fernando. GANADEROS, que no ganaduros