jueves, 7 de junio de 2007

¿PÚBLICO O AFICIÓN?

Al igual que se crean, promocionan y subvencionan escuelas de Tauromaquia para enseñar a los chavales que sueñan con ser toreros en las cuales aprenden muchas cosas, algunas poco buenas, deberían de existir algunos cursos para aficionados. Cursos para gente a la que le guste el toro, para el público que acude a las plazas y no sabe diferenciar lo bueno de lo malo. Porque no está bien que trague con toros que no son más que novillos regordíos, para que diferencie lo que son medios pases de lo que es un muletazo largo, para que vea lo que es cruzarse de verdad y lo que es citar al hilo del pitón. Que se vean vídeos en los que los toreros perdían la muleta al entrar a matar y lo que esto significaba. Para que aprenda que con un bajonazos, degüellos y estocadas defectuosas se pitó a muchos toreros que de matar hubiesen triunfado. Para que cuando se pite, se silencie o se aplauda haya un porqué.

2 comentarios:

dealvaro dijo...

AMÉN.

Rober dijo...

lo que me preocupa es a quién iban a poner a dar las clases los taurinos, porque se apoderarían de esto también, seguro, y sería incluso peor....parece que lo estoy viendo.