martes, 5 de junio de 2007

¿DE VERDAD ESTAMOS ACABADOS?

He dejado pasar aposta unos días para reflexionar y poder escribir mejor sobre la corrida que cerraba la Feria de San Isidro 2007, que nadie piense que estaba escondiéndome para no hablar de otro fiasco en Madrid de “mis” toros.
Se ha dicho mucho sobre los victorinos, y se dirá. Como debe ser, ya que para eso es el que más cobra y el que va en figura de los ganaderos. Se le debe exigir el máximo, y como yo soy uno de los más rigurosos he de decir que hubo detalles, pequeños detalles, que hicieron que la corrida no me disgustara del todo.
Alguno se hará cruces y dirá que cómo me pueden gustar esos toros, pero yo no he dicho ni mucho menos que me gustasen, sino que alguno no me desagradó del todo. No me podían gustar porque en el caballo, el principal baremo de bravura, dejaron muchísimo que desear, no me podían gustar porque alguno se pasó de noble, no me podían gustar porque no remataron en tablas de salida como debían, excepto el 231 – por el que más apostaba- que por desgracia tuvo un fallo demasiado grande: murió a la puerta de chiqueros.
Pero como para mí cualquier gesto, por pequeño que parezca, puede salvar algún defecto, ahí van algunos de los que hacen que la corrida no me aburriera del todo. Quererse comer el capote con el hocico y los pitones y no con las manos, hacer hilo con los banderilleros que no hacían bien la suerte, no enseñar la lengua ninguno de los seis, duros de pata a la hora de morir con estocadas fulminantes son pequeñas cosas que para mí tienen importancia. Pero más significativos son dos detalles que a la mayoría de la gente le pasan desapercibidos y los protagonistas fueron dos toros que no me hicieron mucha gracia. El 263 fue a morir a terrenos de chiqueros – había sido lidiado allí-, pero al acercarse el puntillero se levantó con dos cojones – tenía un estocada mortal de necesidad- y se fue a morir casi al tendido cinco. El último toro a pesar de que lo peones tiraba de él para que doblase en tablas, se negó y murió fuera del tercio.

Con esto no quiero ni justificar la corrida, es imposible. Respeto y comprendo los palos que se le dan a Victorino y a su sobrino – que también falló- . Pero que nadie dude de que si las cosas se hacen como se debe esas alimañas volverán cuando menos lo esperemos o esos toros de escándalo que hacen vibrar a todo el mundo saltarán al ruedo cada tarde. Para ello sería muy efectivo, ya lo dije no hace mucho, que la familia Martín vuelva a ser una sola. Que nadie nos de por muertos, los albaserradas seguiremos dando guerra, aunque pasaremos tiempos difíciles.

25 comentarios:

Anónimo dijo...

Completamente de acuerdo contigo una vez más, Vicente. Las mismas o parecidas reflexiones, y pongo a mi madre por testigo, que por telefono bajeó la corrida de toros, y yo sin embargo no me aburrí, le contesté, con todo el respeto que me produce tan gran aficionada. Tú verás, pegada al viejo desde que tiene quince años...

Margo Channing (desde hoy, Manoleta)

Civilon dijo...

La verdad Vicente que la corrida en el caballo no hizo honor a su encaste, pero si hubo toros que tuvieron bastantes virtudes.
Espla no me gusto en ninguno de sus toros, el cid le tiene cogido el tranquillo a este hierro y tapa muchos defectos de los toros y Bolivar sufrio la hostilidad del publico incomprensiblemente.

Anónimo dijo...

Dos cositas: siento decirte que sabes muy poco de los refrescamientos de sangre que se han realizado en casa de Victorino, que te cuente la verdad.
Y otra, ya es hora de que le bajen el cache y que deje de cerrar la feria, yo propongo que la ganaderia que cierre San Isidro sea la que mejor corrida echo el año anterior, es decir, que el año que viene cierre feria Victoriano del Rio y no el cateto, que haber si asi tocandole un poco donde de verdad le duele (el dinero), conseguimos que vuelva a ser exigente en la seleccion de madres y poder disfrutar con sus corridas.

Sánchez-López dijo...

Como se ve que usted, señor anónimo, sabe lo que pasa en esa casa estaría bien que nos ecplicara cuales son los refrescamientos que se han llevado a cabo.
Y cuidado con lo de Victoriano del Río, que tampoco está apra tirar cohetes.

Anónimo dijo...

No, no preguntele usted tan amigo que suyo que es...

Anónimo dijo...

Habla, anónimo, habla, estoy ansiosa por saber.

Manoleta

Pablo del Valle dijo...

O el señor anónimo cuenta algo de verdad, o no es creíble. Y mucho menos desde el anonimato. Y mucho menos con faltas de ortografía ("... haber si asi tocandole un poco donde...")

Saludos

Pablo del Valle

Rober dijo...

Leí unas declaraciones de victorino hijo sobre que el viento había molestado mucho a los toros, y que en su casa suspenden los tentaderos cuando hay viento... Por experiencia sé que hay animales más sensibles que otros al viento, pero no sé si para tanto, ya que la corrida dejó que desear bastante, si bien, como decís, no aburrió a nadie.
Esplá está para irse de esto...

Anónimo dijo...

El que se crea que en casa de Victorino no se ha refrescado nunca es un ingenuo. Y no pienso contar de donde ha venido la sangre, que lo cuente Vicente que tambien lo sabra y para eso es su portavoz oficioso...

Sánchez-López dijo...

Ni soy su portavoz oficioso ni oficial, senor mío. ¿ Qué pasa si ha refrescado? Aunque lo supiera, que no lo sé no quiero saberlo, no lo iba decir.

Sánchez-López dijo...

Y a todo esto, ¿ a que viene si ha refrescado o no? Si las corridas saliesen de escándalo nadie se acordaría de cruces ni de intrigas.

Anónimo dijo...

No se acalore, pocas perosnas sabemos que Victorino ha refrescado la ganaderia, porque usted no lo sepa no pasa nada.
El que saco lo del refresco fue usted que dijo que la mejor solucion era que la familia Martin volviese a ser una sola.
No pasa nada por refrescar, todo el mundo lo hace. Ya ve usted hasta la monarquia tiene que dejar entrar a divorciadas en la familia para evitar tanta consanguinidad.
Yo se con que ha refrescado Victorino pero no lo voy a decir y menos en este altavoz que es internet, ademas no quiero entrar en polemicas porque al final seria su palabra contra la mia.

Sánchez-López dijo...

Ni mucho menos me acaloro, querido Anónimo - que pena no pueda llamarle por su nombre-.No habrá polémicas, se lo aseguro.

dealvaro dijo...

Pues si no lo va a decir, mejor que se calle de una puta vez porque lo único que hace es emporcar el blog.

¡Tanta gaita!

Anónimo dijo...

Totalmente de acuerdo con dealvaro, si anónimo no va a largar mejor que se calle y deje de marear la perdiz.

Manoleta

Anónimo dijo...

Os vais a quedar con las ganas..

Sánchez-López dijo...

Seguro que no duermo esta noche,¡que faena!

Anónimo dijo...

Si hombre, si vas a dormir pero haber si se te bajan un poco los humos porque vas por ahi como el sabio de Albaserrada y no tienes ni puta idea de lo que se cuece en esta casa.

Sánchez-López dijo...

He dormido de maravilla. He pisado esa finca 300 veces más que usted. He visto el hierro de todos los sementales - y no pienso decir si alguno no tenía la A coronada-, he visto tentaderos, he visto vacas con hechuras poco albaserradas, pero no tengo ni puta idea. Igual debía de abrir usted un blog - que en otros si que firma con su nombre- y le agradeceríamos sus lecciones magistrales.

dealvaro dijo...

Ni puto caso Vicente.

Anónimo dijo...

No se acalore hombre, ya se que habra ido muchas veces mas que yo por alli. La pena es que tantas visitas le hayan servido de tan poco. Si de verdad sabe tanto no me explico como falla mas que una escopeta de feria en sus predicciones sobre el comportamiento de los toros, por no hablar de reclamar que la familia Martin vuelva a ser una cuando ha visto todos los hierros de los sementales y sabe de sobra que Victorino esta refrescando con lo que le da la gana.
Hay que hablar con mas conocimiento del tema

Sánchez-López dijo...

Estoy en espera de que abra un blog para aprender con usted. Se lo agradecería.

Rafa dijo...

Como se ve, no soy "Anónimo". Sólo terciar para apuntar un rumor acerca del refrescamiento dichoso, que, por otro lado, no sé por qué tiene que tener tanto misterio. Lo que se comentó hace tiempo es que Victorino refrescó con lo puro Santa Coloma del portugués Vinhas, pero, como decía Barrionuevo, eso son datos sin confirmar. Saludos desde Tarragona.

Anónimo dijo...

No tengo afan de protagonismo ni voy a ir por ahi contando a los cuatro vientos lo poco que se del toro.
Lo del refrescamiento para mi es una chorrada, en todas las ganaderias se refresca. El que le ha dado importancia es el autor al dejar caer que la solucion a lo de Victorino es refrescar con lo de Adolfo (que por cierto, esta peor que lo de Victorino)

dealvaro dijo...

Anónimo, qué aseveraciones!. Eres el Ayatollah de la vacilada.