domingo, 20 de enero de 2008

EL ROMANTICISMO SE MUERE...

Este fin de semana me he acercado a las pruebas de El Bolsín, que se han celebrado los dos días en La Fuente de San Esteban, y he visto -y oído- de todo. Muchos comentarios entre dientes de buenos aficionados, gestos que decían mucho en los ganaderos que no entendían cómo los chavales no se acoplaban con las vacas, miradas cómplices entre los miembros de la familia bolsinista, pero sobre todo he escuchado a bastante gente que el nivel era bajísimo. Y lo peor es que el sábado eran 18, habían eliminado ya a muchos, y las vacas de Javier Clemares fueron bastante aceptables – dos buenas, una muy buena y tres para toreros- y los chavales se empeñan en hacer lo mismo que el anterior pero no saben que las vacas no son iguales. Nada que no sean derechazos y pases de pecho, o naturales. Algún pase cambiado, pero pocos. No les echo toda la culpa a ellos, son unos niños y están empezando, pero si dejas torcer las mimbres luego es muy difícil ponerlas rectas.
La conexión con el público del favorito- y seguro ganador- es lo que menos me gusta. Cierto que el chico apunta maneras, tiene algo distinto, pero esos alardes y voces las veo como una falta de respeto hacia los demás. La modestia es una virtud, nunca un defecto.
Hoy ante las vacas de Casasola he visto más de lo mismo, y eso que ya sólo habían quedado doce, de aquí saldrán los seis que el domingo que viene torearan la final en Ciudad Rodrigo. No lo podré ver porque tengo cacería, pero sé que va a pasar y quién va a ganar. Una pena que el Bolsín también esté perdiendo su esencia y su romanticismo.

5 comentarios:

David Valderrama Gutiérrez dijo...

Existe una gran despersonalización de los novilleros. Ninguno desarrolla su toreo, casi todos, son máquinas que reproducen lo que les dicen sus "maestros"...¿cuanta culpa tienen en esto las Escuelas Taurinas?

Civilon dijo...

Yo creo que esta mas que muerto, ahora ves a los chavales que llegan vestidos impecablemente (hasta llevaran mozo de espadas alguno), llegan en coches de lujo.
Recuerdo las primeras veces que iba al bolsin que iban vestidos como podian y tenian una ambicion sin limites, estos de ahora estan como si fueran figuras, que pena.

Pedro dijo...

Es curioso que Juan José y José Ignacio anden siempre diciendole a los chavales de la escuela desde el callejón: Dale fiesta!, Date importancia!, ellos que han sido dos torerazos serios, hechos en el campo, donde está bastante de sobra andar pendiente del tendido. El chico que dices,es de largo el que tiene más sitio, oficio y cabeza de todos los que concursan, pero anda sobreactuado, muy sobreactuado si pensamos que esto es un tentadero y estamos en Salamanca.

Civilon dijo...

Yo lo vi el domingo y no me gusto la puesta en escena que tuvo, espatarrao en demasia, voceando como si estuviera en un mercadillo (eso la mayoria de ellos, gritones hasta decir basta), luego en los muletazos se retorcia como una culebra.
No sabemos lo que quieren los del jurado, pero vamos eso de tentadero tiene muy poco, es mas a mi me dio la sensacion que toreaba mas al publico que a la becerra.

Mayoral dijo...

Yo tambien os visite el sabado y presencie el tentadero. a los chavales les falto chispa, garra, estar en novillero.. en mi blog he puesto algunas fotos, murciataurina.blogspot.com