miércoles, 16 de enero de 2008

SENTENCIA DE AP

Nunca las ganaderías hechas con desecho podrán competir con las formadas por selección.


Don Antonio Pérez-Tabernero Sanchón, el señor de San Fernando.

5 comentarios:

Rafa dijo...

Ojo porque dos y dos no siempre son cuatro aunque lo diga el señor de san Fernando. No olvidemos que don Juan Contreras montó su ganadería en 1907 a partir de vacas y sementales de desecho que le vendió la viuda de Joaquín Murube. Saludos desde Tarragona.

Sánchez-López dijo...

No son cuatro por supuesto, como tampoco creo mucho la historia de Contreras, porque entre otras cosas en aquella época las tientas distaban mucho de las de ahora.

graciliano dijo...

Dice un amigo mío que él quiere ser "nuevo rico", en realidad siendo ahora pobres como somos, ni él ni yo podríamos aspirar a otra cosa. Quien barre una ganadería se lleva lo bueno y lo malo. Todos los demás compran malo porque nadie te vende la flor y se queda el cascajo. De esos muchos hacen una ganadería ¿cómo? pues como dice Rafa -saludos- dos y dos no son siempre cuatro, aquella vaca que el primer ganadero no vio en la tienta trae para el advenedizo lo mejor de la casta original y de ahí sale ese semental que liga y hace la nueva ganadería.
Don Atanasio -en su día vendió vacas a todo el mundo- siempre se mostró perplejo ante el éxito de uno de sus compradores porque confesaba que solo le vendió deshechos.

Sánchez-López dijo...

Un semental es capaz de levantar una ganadería de desecho. Hasta algún hijo de una vaca mansa y de un semental de bandera ha ganado algún premio.
Don Lisardo fue "más habil" que Atanasio.

Rafa dijo...

Abundando en lo del desecho, podríamos haber adquirido para montar una ganadería a "Rabosillo" de Palha, bravo toro lidiado en San Isidro 2007 y que en la tienta se repuchó en el segundo puyazo y el ganadero, con buen criterio, lo suspendió. O el indultado "Molinito", con el que pasó algo parecido en casa de Victorino.