lunes, 7 de mayo de 2007

DE VERDADES E HIPOTESIS

Muchos sois los que me habéis pedido que contase lo que sé del famoso cruce entre albaserradas y barciales, que dijese si era cierto que Victorino estaba haciendo experimentos en su ganadería. Y voy a contar lo que sé, algo de lo que sé.
En 1996 se compra la mitad de Barcial mediante sorteo y poco tiempo después se echa un semental de albaserrada a esas vacas -alrededor de 80-. Jamás se le ha echado un semental de vega-villar a las vacas de la A coronada. De aquel cruce salieron cárdenos nevados, berrendos en negro y berrendos en cárdeno. Aquellas reses heredaron hechuras de ambas líneas y un comportamiento nada claro, ni eran una cosa ni eran la otra. Muchas de las vacas de ese cruce también fueron al matadero, alguna queda. Machos ninguno. Ahora con la compra de los otros patas blancas del campo charro si que podrá refrescar la sangre, porque aquel tiro salió por la culata.
Sobre el bajón de los albaserradas nada tienen que ver ni cruces ni experimentos con otro ganado, ya lo escribí el año pasado y a comienzos de esta temporada me lo temía. Y mi solución pasa por un imposible: que tío y sobrino cambien sementales.
Mientras en las dos casas haya Malagueños, Barateros, Tremendos, Escribientes, Madroños, Madrugadores, Moñudos, Estudiantes, Bodegones, Soberbios, Bordones, Melados, Murallones, Aviadores, Murcianos, Sevillanos, Gaditanos y Escuderos, la casta Albaserrada, mi casta, está salvada.

14 comentarios:

dealvaro dijo...

Gracias Vicente. Cuando menos, interesante.

Raboso dijo...

Y tu crees que Victorino y Adolfo se van a poner de acuerdo, creo que esta un poco complicado.
Lo de Vega-Villar de Galache para refrescar, porque de hay si puede sacar mejores cosas que de lo de Barcial.
Y con lo de Urcola que va a hacer??

Rafa dijo...

Creo que a Victorino hijo le faltó quizás un poco de paciencia para ver qué pasaba con el cruce -y si hay alguien que tenía tiempo y dinero para probar y esperar era él-. La verdad es que la corrida cruzada que echó en Madrid hace años salió mala y puede ser que se desmoralizase. Algún ganadero especialista en lo de Vega-Villar me ha dicho que ese cruce nunca saldría bien porque lo de Vega-Villar no liga con nada. ¿Quién sabe? Los toros que vi yo resultado del experimento eran todos cárdenos pero calzados porque como se sabe, lo de Saltillo se impone por encima de lo demás. Estaban muy bien encornados pero esa bonita lámina no se correspondió con lo que llevaban dentro.
Lo de Urcola dijo que tiene intención de llevarlo aparte y parece muy ilusionado. Ya veremos. Saludos desde Tarragona.

Margo Channing dijo...

Rafa, desde Tarragona, para que luego digan, casi roza la pregunta que te voy a hacer a continuación. Vicente hablas de los resultados en primera generación, ¿te atreverías a opinar acerca de lo que hubiera pasado si el ganadero tiene paciencia y en vez de eliminar, insiste?

Margo Channing dijo...

Por otra parte, que se me ha olvidado ante comentar, coincido contigo en que una de las soluciones sería que tío y sobrino intercambiasen sementales, pero tambien coincido contigo en que semejante acierto parece imporsible. Esas nefastas reacciones en ganado humano, imaginaros en el de casta, que no somos tan diferentes los unos a los otros y es por eso por lo que me interesa el toreo: como escuela de vida. Mansos en la calle conozco yo a uno que ve un caballo y sale de najas como un recordman de los cien metros, otros sin embargo meten los riñones y ya puedes darle que son capaces de dejarse la vida empujando a ujn peto-muro, desde donde recibió un puyazo en los riñones que lo dejó doblado. Ah, con las mujeres pasa los mismo, que en el hueco de la naturaleza no somos más importante que una becerra brava con capacidad así mismo para matar. He dicho.

Sánchez-López dijo...

Bien dicho Margo. Lo del cruce nunca se sabrá, quizás si que faltó paciencia pero heredaron caracteres negativos de ambas ramas. Un salto en la tercera generación quizás hubiese abierto una puerta a la esperanza. Pero para refrescar Monteviejo mejor lo de Galache, lo de Encinas claro está. Lo de Urcola está aparte.

Margo Channing dijo...

De acuerdo contigo en todo, hasta en lo de la mutación genética en futuras generaciones.Las prisas actuales, la falta de paciencia, el querer ganar Zamora en una hora. Un día te contaré una cosa alucinante que tiene mucho que ver con lo que hablamos.

Anónimo dijo...

Para saber mas sobre el efecto del pienso he visto que en tu tierra organizan un curso para veterinarios esta semana, se puede ver en la web: www.cetnotorolidia.es igual no te vendria mal apuntarte para aprender algo

Sánchez-López dijo...

Si el curso es para veterinarios no puedo apuntarme, así que estaría bien que abrieses un blog y nos enseñases todo lo que sabes Sr. Anónimo.

Alberto_topas dijo...

Yo estoy también a la espera de que el sr. Anónimo nos abra los ojos con el tema de los piensos, por que vamos, vaya perra que ha cogido. Toda la vida se le ha dado el mismo pienso al ganado, creo yo. Hombre, garrobas ya no se le dán. Digo...

Rafa dijo...

Si vemos las declaraciones que ha ido haciendo Victorino hijo está claro que sabe de qué va la cosa de los patas blancas. Los problemas actuales de este encaste son dos: primero, se los asesina sin remisión en el caballo, igual es por un atávico horror al color blanco como explica muy bien Melville en Moby Dick; en segundo lugar, no admite el "toreo moderno" en la muleta, con los toques, las pausas y demás zarandajas -lo explicó muy bien el mismo Victorino en una conferencia de la Asociación el Toro. Como los toreros de hoy llevan la faena hecha desde el hotel, si el animal no responde a lo preconcebido, el resultado es un desastre -véase Jiménez en el sexto toro el dos de mayo en Madrid-. O sea, que las perspectivas de éxito del cruce parecían pocas a la vista de los tiempos que nos ha tocado vivir. Saludos nuevamente desde Tarragona.

Sánchez-López dijo...

Totalmente de acuerdo contigo Rafa. No se puede ir a la plaza a matar dos toros y punto.
Un saludo desde Salamanca.

Anónimo dijo...

Bien, bien Rafa, eso de tocar el peliagudo asunto de las capas de los toros, a las que muchos matadores son reacios a determinadas de ellas, demostrando una capacidad de nula a la hora de pensar. Yo también te saludo, en este caso desde Madrid.
Margo Channing

Rafa dijo...

Por su interés, pego aquí la opinión de Victorino jr. sobre lo que decíamos de la forma de torear este encaste (y atención a cómo se le denomina en el ambiente taurino):
"Este toro tiene una forma de embestir muy especial: es un toro muy fuerte, de mucha potencia y poca flexibilidad. Esto es lo que condiciona que siempre haya destacado más en los primeros tercios que en la muleta. Una vez llegado a este tercio se muestra agresivo, con poca duración y va a exigir una técnica que la mayoría de los coletas actuales no aplican. En primer lugar la colocación: con estos toros, el torero no debe estar totalmente cruzado, sino quedarse justo en el primer pitón, ya que dada la poca flexibilidad antes mencionada, se vería arrollado por el animal. Y en otro aspecto, los toques: éstos deberán ser siempre dos y fuertes, uno para citar y otro a la hora de embarcar al toro en la muleta. Además, el engaño deberá presentarse muy planchado y sin dejar el más mínimo hueco. En definitiva, problemas que la mayoría de los toreros actuales no están preparados para solventar y que hace que incluso entre el gremio califiquen a estos toros como “Los Gremlins”… Y es que ¡no se puede torear un patasblancas como a uno de encaste Parladé!”.