lunes, 25 de febrero de 2008

SALAMANCA, TIERRA DE TOROS

Mucha son las dehesas que han visto nacer toros bravos en tierras salmantinas. Desde la frontera con Portugal hasta el Campo de Peñaranda y el Campo de Ledesma. Pero sin duda es el corazón del Campo Charro, Vecinos, el que está rodeado de más y mejores fincas ganaderas. Los pueblos de Martín de Yeltes, La Fuente de San Esteban, Tabera de Abajo, Villavieja de Yeltes, Tamames, San Muñoz y Aldehuela de La Bóveda han visto nacer a muchos de los mejores mayorales que han mimado la cabaña brava. Hombres que engrandecieron el nombre de la Salamanca ganadera.
Desde Sageras, pasando por Aldeanueva, Cilloruelo, Fuenterroble, El Collado, Sepúlveda, Campocerrado, Villoria, Traguntía, Hernandinos, Castillejo, Agustínez, La Moral de Castro, San Fernando, El Villar, Linejo, Matilla, San Pedro, Galleguillos, Olmedilla, Llen, Arguijo, Pedro Llen, Terrones, Coquilla, Calzadilla de Mendigos, Cortos de la Sierra, Esteban Isidro, Continos, Barcial, Terrubias, Rozados, Espino de los Doctores, Espino Rapado, Muchachos, Gudino, Iruelo, Espioja, Valrubio, Zorita, La Vádima, Garcigrande, Valverde y algunas más, son muchas las dehesas salmantinas que han visto nacer a miles de becerros que contribuyeron a hacer el nombre de Salamanca un poco más grande.
Ahora desgraciadamente el nombre de mi tierra cada vez se ve menos en carteles. Menos los “Frailes” y el señor Domingo Hernández los demás se ven “morados” para vender sus productos a buen precio. Las corridas se venden pero no es igual que te pagen 4000 euros por un toro a que el precio sea el doble, o hasta tres veces más.

2 comentarios:

Rafa dijo...

Pues lo que se ha comentado estos últimos años es que la historieta de la lengua azul ha venido como agua de mayo para los ganaderos salmantinos que han conseguido colocar casi todo lo que tenían en el campo. Ahora que remite lo de la lengua volverán tiempos de vacas flacas a no ser que los veterinarios de turno localicen -o se saquen de la manga- otra "peligrosa epidemia". Saludos desde Tarragona.

Anónimo dijo...

Una ganaderia que me inspira mucha confianza es la de Dña. Adelaida Rodriguez de El Cabaco ( encastada en Lisardo, sino me equivoco), bajo mi punto de vista junto con lo del Puerto, Garcigrande??? es lo que más garantía me ofrece hoy en dia del Campo Charro. Habría que darle más ocasiones a Dña. Adelaida, como lo hacen en Francia.