jueves, 30 de noviembre de 2006

¡ VAYA TERNA!

En el libro "Mis pasiones y decires con Curro Romero y Rafael de Paula " de Humberto Apaolaza se plasma una interesante conversación.
Dice el maestro Antonio Ordoñez Araújo: " El toreo sin sentimiento no es casi nada ".
A lo que contesta el Faraón de Camas: " ¡No es ná!".
Y sentencia el genial Rafael : " ¡ Ná de ná!.

5 comentarios:

Montero dijo...

Curiosamente, Joaquín Albaicín, que en Diario de un Paulista nos contó el trascurrir de una temporada siguiendo los pasos del de Jerez, me manda un artículo donde escribe refiriendose a esa clase de toreo: "esa alta escuela en la que no puede uno matricularse, porque hay que traer aprobada su principal asignatura, la del sentimiento, antes de soltar el primer vagido".

Casi ná...

Jon dijo...

que pena de que ya no existan toreros como esos. ¿tan difícil será eso del sentimiento?

Sánchez-López dijo...

Muy difícil debe de ser Jon. Es más fácil hacer el trabajo y cobrar...

Margo Chanig dijo...

Rafael El Gallo: "Yo no soy un torero de clase, soy una clase de torero".

Jon dijo...

Sí,desde luego. Funciona le ley del mínimo esfuerzo: pega-pases y trincar el parné.

Qué gran frase de El Gallo. Un saludo.