martes, 6 de febrero de 2007

AL RESCATE.



Gracias a mi querida Rosa consigo estas preciosas fotos realizadas por Oscar López en la ganadería de Ramón Sanchez, el salmantino afincado en Córdoba que se enamoró de los toros de Arranz hasta el punto de comprar primero, en vida de Don Manuel, un lote de vacas y diez años más tarde, ya en manos de sus hijos, la vacada completa.
Sabéis mi predilección por este encaste tan arrinconado y me alegra seguir viendo en los sementales"retratados" las mismas hechuras de los arranes de hace 40 años.

P.D.- Rober, ahí tienes un Bohemio.

2 comentarios:

Rober dijo...

Y menudas hechuras que tiene el galán...

Sánchez-López dijo...

Perfectas, pero lo más importante es que sus hijos salgan buenos.