jueves, 15 de febrero de 2007

LOS DOMECQ ( I ).

En 1930 el viejo Juan Pedro Domecq y Nuñez de Villavicencio decidió hacerse con una ganadería y así matar dos pájaros de un tiro. Uno de los motivos era prestigiar sus bodegas y el otro - más fuerte- satisfacer la afición que había brotado en sus hijos. La vacada que adquirió fue nada más y nada menos que la del Duque de Veragua, que entonces era propiedad de Martín Alonso. Un ganado que por aquella época ya estaba lejos de ser el preferido por los toreros y por ello deciden adquirir ganado del Conde de la Corte.
A la muerte del patriarca en 1937 sus hijos Juan Pedro, Salvador, Álvaro y Pedro Domecq y Díez quedan al frente de la ganadería, estando siempre el primero como cabeza visible. En 1939 compran otras 43 vacas a Don Agustín Mendoza y Montero y al año siguiente adquieren la vacada de su cuñado José Ramón Mora-Figueroa. Enseguida se decantan por los "condesos" y elimina los sementales puros de Veragua. Y aquí comienza el baile. Salvador y Juan Pedro venden la mayoría de las reses veragüeñas que le corresponden. En 1945 Álvaro vende su parte a Salvador y se independiza y meses más tarde es Pedro el que se deshace de su lote - que da lugar a los Osborne-.
En esta etapa de formación de la ganadería "Hijos de Juan Pedro Domecq" saltaron a los ruedos muchos toros de bandera como Dudoso, Disparate o Favorito, los tres premiados con la vuelta al ruedo en Bilbao en los 1938, 1940 y 1941 respectivamente; Granizo ganó el toro de Oro de San Sebastián; Manolete forma un lío en Barcelona con el toro Sonrisas.
Pero fue en la década de los sesenta y los primeros años de los setenta cuando esta vacada alcanzó su cenit. Espiritista en Pamplona, Pendenciero en Jerez, Alcalde en Donosti, Luchador en Valencia, Jumito en Madrid, Limonero en Bilbao fueron, junto a otros muchos, premiados por su bravura. Esta fue la etapa de esplendor de los Domecq y aquí llegó el punto de inflexión. Tras la separación de Salvador en 1967 y la muerte de Juan Pedro Domecq y Díez en 1975 llegan las particiones y las ventas, llega el descaste. La próxima semana os lo cuento.

2 comentarios:

javier dijo...

Te esperamos

pgmacias dijo...

Como siempre muy interesante, estamos impacientes a la espera de lo que vendrá.