lunes, 28 de julio de 2008

¡QUÉ GRANDE ES LA CASTA!


Acabo de ver la corrida de los “victorinos” de la feria de San Isidro de 2003. ¡Qué espectáculo! ¿Mejor que la del 82? Puede ser, aunque ninguna supera el nivel de bravura, para mí, de la lidiada en Sevilla hace tres temporadas.

Pero en esta del 7 de junio de hace cinco años que hoy han repetido estos del Plus he escuchado a Molés decir algo que puede que sea en lo poquito que ambos coincidimos: ¡Qué grande es la casta, qué grande! Si esa tarde los matadores hubiesen metido la espada cómo se debe, Modesto -el mayoral- y toreros por la Puerta Grande. Todos a hombros, y con toros de verdad. Eso sí es la Fiesta. Al menos a mí y a muchos nos apasiona.

4 comentarios:

javier dijo...

Es la única fiesta posible..

Jon Muñoz dijo...

La única posible que hace que mantengamos las esperanzas

Tafalla dijo...

Cómo ha salido la de Tudela ??

Sánchez-López dijo...

Tafalla, según fuentes muy fiables - mis padres me llamaron ayer nada más acabar la corrida porque estaban allí- los toreros no quisieron ni verlos. Y eso que no eran ninguna exageración. Padilla cortó dos orejas de "esa manera"a un gran toro. El Fundi parece ser que no se la iba a jugar en una plaza de tercera con los contratos que tiene este año y Ferrera estuvo voluntarioso y le tocaron los peores. Cuando tenga las fotos las pondré.