jueves, 10 de julio de 2008

UNA PREGUNTA

Llevo varios días observando que en Pamplona salen toros tremendamente serios, pero que muchos de ellos tienen los pitones algo escobillados y, sin embargo, otros los tienen impolutos. Sacarle punta también es afeitarlos, y seguro que a más de uno se le hace.

Esta tarde se le ha partido la punta del cuerno al último de El Ventorillo se ha podido ver cómo sangraba, aunque los del plus enfocan menos cuando los pitones están escobillados que cuando parece que están en punta y se ha podido apreciar más bien poco si era la rotura de la bellota –del pitón- o que debido al afeitado y al derrote contra el burladero llegar a dañarse el tuétano del pitón. Por cierto, ¿multarán al peón que con su capote hizo que el toro se estrellase, eso no es rematar, contra las tablas?

3 comentarios:

Anónimo dijo...

Esto había que rerglamentarlo.Las corridas de toros deberían de tener una medida mínima de pitones..De este modo se criarían toros con mas leña,evitando espectáculos ridiculos y esperpénticos como los que contemplamos comúnmente

kaparra dijo...

En el gas yo he visto pitones escobillados y luego astifinos,les sacan punta,pero no se donde.

Anónimo dijo...

Anónimo, con todos los repetos lo que dices de reglamentar la medida de los pitones ¡¡¡¡???? es una tremenda tontería en una animal casi salvaje o por lo menos que se cria en plena naturaleza y ninguno de los toros tiene el mismo tamaño ni la misma forma de pitones incluso entre los propios hermanos. Creo que el espectáculo necesita precisamente menos reglamentación y más rigor. En Francia no hay tanto reglamento, que solo sirve para burlarlo a través de subterfugios, y sinembargo lo que hay son comisiones taurinas serias que ven los toros, eligen por trapio y si un ganadero lidia una corrida mal presentada o donde ha habido fraude....nada de sanciones...no vuelve a lidiar en años y ya espabilará. El ganadero debería ser quien eligiera sus toros para una corrida...los que el creyera convenientes...así suyos serían realmente el triunfo y el fracaso. Cuantas veces un ganadero no tiene nada que decir ni decidir y es tapado completamente por la voluntad de montones de veedores de dudosos conocimientos????