jueves, 15 de mayo de 2008

DE CASTA LE VIENE AL GALGO


Ayer descubrí un poco más a un ganadero romántico, de los poquitos que nos quedan. Don José Luís de Samaniego, Marqués de Albaserrada, dijo frases que me encantaron como “a los toros no hace falta moverlos, ya se mueven ellos solos” o “le saco más dinero al trigo que a los toros”. Sus toros poco tienen que ver con los que creó su abuelo pero este Señor puede presumir de ser el único al que han indultado un astado en Sevilla. Y de tener el record de tiempo que un toro está bajo el peto: ocho minutos aguantó empujando uno de sus toros en Pamplona. ¡Casi nada!
Pude ver también que le sobra algo que a otros le hace falta: ¡Afición!
Foto del Diario Bahia de Cádiz.

2 comentarios:

Anónimo dijo...

Con todos mis respetos, no me extraña que este señor lidie en los pueblos o vendiera la ganaderia o la mandara al matadero, mentalidades como la suya fueron validas hace 40 años pero ahora ningun ganadero de ferias deja a sus toros parados. ¡¡¡¡Todos los mueven¡¡¡¡¡

Sánchez-López dijo...

¿Seguro que todos los mueven?