martes, 13 de mayo de 2008

NI SI, NI NO

Dicen que los toros grandes no embisten, pero vaya si lo hacen si tienen algo por dentro. Cuando sólo son una mole de carne claro que no embisten. Que no digo que los de hoy hayan sido bravos, pero sí han salido alguno interesante. Todos han sido manseado en demasía en los caballos - ¡qué mal han picado hoy!- y han acortado en banderillas descaradamente. Se han orientado en demasía. Pero claro, los que han sido lidiados adecuadamente han llegado con más posibilidades a la muleta que los que se han hecho dueños de la plaza convirtiendo aquello en una capea.
Los “torrestrellas” de Carmen Segovia tienen nombres y tipos que denotan su procedencia, pero por momentos me han parecido más bien que eran de encaste Atanasio. La forma de salir de chiqueros, tan abantos, tan faltos de fijeza en los primeros tercios, tan sueltos de sus encuentros con el picador, tan descompuestos y difícil de banderillear, y tan noblones en la muleta me ha recordado mucho a algunos astados procedentes de Campocerrado que han hecho ricos a muchos toreros. Son los misterios sin resolver que tiene esto. Y que lo hacen grande.



P.D- Me ha gustado ver antes del festejo como los de Canal Plus preguntaban a la afición de Madrid que era un toro rabón y muy poco tienen idea de lo que es. Sería bueno que la gente aprenda más del toro antes de ir a la plaza. Por eso no me extraña que luego aplaudan a toros en el arrastre que ni mucho menos merecen una ovación. Aunque sea para fastidiar al torero.

4 comentarios:

ivan dijo...

me imagino que te habras enterao, pero te dejo el enlace pa por si acaso

http://www.toroslidia.com/modules/news/article.php?storyid=1153

Andrés Verdeguer dijo...

No sé compartirás mi opinión, por lo de los toros sueltos y abantos de salida. Pero por lo que veo, en las ventas pasa mucho que un toro se vaya suelto hacia el patio de caballos.

En mi opinión eso se debe al trajín que hay en la querencia al estar la puerta de toriles y la de caballos juntas y tener que pasar los picadores irremediablemente por allí. A eso, y a lo complicado que es sujetar un toro en tan amplio ruedo.

un saludo.

Sánchez-López dijo...

Entiendo y comparto, en parte, lo que dices. Pero cuando salen sueltos de los capotes directos hacía chiqueros aún no han visto ningún caballo.

Anónimo dijo...

El toro bueno de ayer no fue la mole, que se limito a ir y venir sin maldad ni exigencia y al que entendio de maravilla Urdiales. El toro que realmente tuvo un comportamiento siempre a más fue el 1º de la tarde, rozando la sosería y la flojedad en los 2 primeros tercios y acabando por embestir con clase y codicia en la muleta, gracias a la lidia del matador, que luego no acabó de aprovechar los 30 muletazos por cada pitón que le regaló el torrestrella, humillando y haciendo el avión por momentos.
Supongo que tú también lo verías, Vicente ¿? UN ABRAZO

LEAL A UCEDA