viernes, 13 de noviembre de 2009

GALLEGUILLOS, FIDELIDAD A UN ENCASTE

Y su dueño Ignacio, hijo de Don Alipio Pérez-Tabernero Sanchón y Doña Pilar Sánchez de Agustínez, nieto de Don Fernando Pérez Tabernero y sobrino de Don Graciliano, no podía ser otra cosa que buen ganadero siguiendo los pasos de su padre y de su tío.

En 1958 compró la vacada de Rafael Bernal, el viejo hierro de Ayala al que perteneció el toro Granadino que mató en Manzanares a Ignacio Sánchez Mejías, para separarse de sus hermanos, eliminar ese ganado y construir su propia ganadería con vacas de su padre y el semental “Guarrito”. En la finca de Galleguillos se comenzó a criar un toro acorde a su gloriosa estirpe, un santacoloma fogoso y bravo que proporcionaba el triunfo de ganadero y torero. El público de aquellos años sabía valorar, y mucho, lo que el matador hiciese delante de aquellos astados. Pero en 1963 Ignacio Pérez-Tabernero decidió refrescar su ganadería volviendo a los orígenes, es decir, comprando un semental a Joaquín Buendía Peña de nombre “Fuentecillo”, nº 35. Unos años más tarde padrearon en la ganadería otros tres toros con el hierro sevillano llamados “León”, “Rondeño” y “Aguacate”.

Pronto comenzaron los éxitos, que aunque en plazas de no mucha categoría no por ello menos importantes, con toros como “Tinajero”, al que El Viti desorejó en Calatayud en 1963; “Barrabás”, con el que Diego Puerta triunfó en 1965 en Barcelona; otro “Barrabás”, al que Julio Aparicio realizó un faena extraordinaria en Palma en 1969; “Aguacero”, lidiado en Almagro en 1969 y con el que Diego Puerta estuvo cumbre; o “Cunero”, estoqueado por Manzanares en Barcelona en 1974.

Pero igual que le pasó a muchas ganaderías, los toreros comenzaron a ponerles muchos inconvenientes, estos toros no permiten muchas cosas que con otra clase de astado sí que se pueden hacer… y Don Ignacio, fiel a sus principios y a su idea de toro bravo, siguió criando santacolomas y comenzó a lidiar, casi todo, en novilladas. Y los éxitos, aunque tapados por muchos, continuaron. La lista de utreros de alta nota es muy larga: “Marmolejo”, lidiado en Valladolid en 1989; “Habanero”, jugado en 1990 en Zaragoza; “Guapetón”, corrido en Alcalá de Henares en el 92; “Guayabito”, en la feria del Pilar de 1993; “Granadero”, mejor novillo de Arnedo en el 95; “Herejías”, lidiado en Santander en 1996; “Habanero”,”Hortelano” y “Guajiro”, fueron premiados en la vuelta al ruedo en Zaragoza en 1997; “Nevadito”, bravo novillo lidiado en Santander en el 97; y “Guitarrero”, encastadísimo ejemplar que recibió la vuelta al anillo en Las Ventas en 1998.
En el año 2001, los derechos del hierro que se lidiaba a nombre hijos de D. Ignacio Pérez-Tabernero Sánchez fueron vendidos a José Cruz, y desde entonces todo el ganado pasa a la otra vacada familiar: El Hoyo de la Gitana.
Los triunfos más recientes de los santacolomas criados en Galleguillos han tenido como escenario Francia, sobre todo Vic Fezensac, plaza en la que en 2002 saltaron dos astados bravísimos llamados “Pajarito” y “Serranito”, siendo el primero declarado mejor toro de la temporada. Al año siguiente Gorrión fue premiado también como el mejor de la temporada en la misma ciudad frnacesa. Ya en 2007 el novillo “Serrano” recibió la vuelta al ruedo en el festejo matinal de Dax y por la tarde destacaron en un buen encierro los toros “Mancheguito” y “Molinillo”.

En la actualidad esta ganadería goza de tan buen cartel entre la afición, sobre todo francesa, como malo entre los toreros. Por eso lidia tan poco, pero es digno de aplauso que sus criadores, los hermanos Pérez-Tabernero Silos que desde que murió Don Ignacio, en 1992, son los que dirigen la vacada, sigan con el mismo encaste, la misma afición y la misma exigencia. En definitiva que en Galleguillos siguen siendo fieles a una idea de toro bravo, leales a Santa Coloma.

7 comentarios:

javier dijo...

Ayer, en las tertulias de la Asociación el Toro de Madrid, estuvo el ganader de Valdellán. SU ganadería proviene de Hoyo de la Gitana
saludos

gomez de lesaca dijo...

Es la primera vez que hago un comentario en su blog.

Y es para felicitarle.

Saludos cordiales.

SANCHEZ-LOPEZ dijo...

Javier, lo díficil es encontrar a ganaderos que quieren serlo con este tipo de toro. Lo fácil es irse a campo andaluces o sucedáneos y comprar lo que todos sabemos.Un abrazo.

Señor Gómez de Lesaca, muchas gracias. Se hace lo que se puede...
Un saludo.

Anónimo dijo...

Esta ganaderia lidia poco porque esta PODRIDA...

SANCHEZ-LOPEZ dijo...

¿Podrida de casta?

Anónimo dijo...

No, de eso no...preguntele a los vecinos de finca...ellos le diran a que podedumbre me refiero...

SANCHEZ-LOPEZ dijo...

Si usted es tan amable de explicarlo se lo agradecería encantado... amigo anónimo.