martes, 24 de noviembre de 2009

HABLA UN AFICIONADO

También leí yo ayer el artículo y no daba crédito. Rectifico: si daba crédito y eso es mucho peor.
Remito el comentario que hize en la propia página porque estoy dudando de que lo lleguen a publicar. No se si Vicente lo publicará pero, si lo lee, al menos tendré el consuelo de que lo lea alguien que entiende lo que siento.


"Señor Juan Antonio Campos Palomo:
Cuando por primera vez me hablaron del artículo que usted firmaba, pensé que no podría terminar de leerlo sin poder contener la nausea. Sin embargo, después de leerlo he de admitir que no han sido ganas de vomitar sino pena, muchísima pena, lo que he sentido y, sinceramente, no sé que es peor.
Tratar de explicar a gente como usted que la llamada Fiesta Nacional es algo único y genuino me parece un esfuerzo estéril, porque después de lo que ha escrito le considero un caso irrecuperable; no obstante aún confío en que publiquen este comentario y otras personas que por primera vez toman contacto y se interesan por este mundo puedan encontrar una modesto faro que les salve de encallar en el acantilado de sus artículos y a ellos me dirijo.
Imagino que debe ser hasta cierto punto seductor para quien se acerca por primera vez a la fiesta leer este tipo de argumentaciones, un innovador, una persona dispuesta a no estancarse, deben pensar. No se dejen seducir, este señor es un embaucador que habla de lo que no sabe y escribe de lo que no entiende; sus propias palabras le delatan: pretender que la suerte de varas consiste en que el toro se dé dos golpazos contra el peto, es decir, pretender que la suerte de varas sirve para atolondrar al toro a base de golpes solo puede ser una ocurrencia de quien es un ignorante o un golfo, y como soy una persona bien pensante me inclino por lo primero; ya les dije, este señor no sabe de lo que habla.
Como decía, esta fiesta nuestra es algo único y genuino. En sociedades como las actuales en que se come el pollo hecho nuggets para que parezca que nunca fue un pollo (ni una pata, ni un ala) y que nunca pasó por un matadero, la fiesta muestra sin cortinajes la vida y la muerte, la emoción, la tragedia, la fuerza vital y la sangre; en definitiva, representa la verdad desnuda de una naturaleza no edulcorada ni disfrazada de “falsa humanidad”. Nuestra fiesta está repleta de valores universales, nuestra fiesta no necesita “humanizarse” porque es plena y salvajemente humana.
Toda esa autenticidad, todos esos valores pretende llevárselos por delante este señor en sus propuestas para desnaturalizar el espectáculo. Ese maravilloso animal que es un toro bravo merece algo mejor que atontarle a base de golpes y ponerle un belcro en los lomos.
Si de aquí a unos años las sensibilidades cambian de tal manera que las corridas de toros pasan a ser un espectáculo inadmisible, prefiero mil veces que se acabe con ellas con dignidad antes que ver a nuestros toros convertidos en “nuggets” que parezcan que nunca fueron ni toros, ni bravos, sacrificados a escondidas para que nadie se dé cuenta que por sus venas corría sangre.
Atentamente, Oscar."
P.D.- Acabo de ver el artículo y sí que lo han publicado, pero por interesante y real creo que es conveniente que yo también lo haga público.

8 comentarios:

Anónimo dijo...

cada uno tiene derecho a ver y concebir la fiesta desde diferentes puntos de vista. Y este puede ser tan valido como el suyo. Asi que no nos rasguemos las vestiduras y pensemos en lo positivo de este articulo.
un saludo desde julia nassica

Antonio Díaz dijo...

Enhorabuena, a ti por lo menos te lo han publicado. A mí ni siquiera eso. Lo que mas me jo... (fastidia) es que es un medio que pagamos todos los andaluces, éstemos o no de acuerdo con el artículo. Censura, pura y dura.

Saludos

En Barrera dijo...

Muy bien dicho!!!

Anónimo dijo...

De acuerdo con todo, esta sociedad en la que nos ha tocado vivir,hipocrita y farisea, trata de evitar que la gente vea la sangre,el sufrimiento,la misma muerte, cuando todo ello es congenito a la propia vida.
Y muchas veces sin esa misma lucha por la supervivencia, la vida no tendría sentido.En las guerras que diariamente nos dan por televisión, se suceden las explosiones, los disparos, el derribo de aviones, pero esconden las imagenes que pueden dañar nuestra sensibilidad, pareciendo que aquello no ocurre de verdad,que no existen seres humanos detras de esas imagenes.Si se viera lo que ocurre de verdad, a lo mejor el mundo podría cambiar

Un saludo

Toros20 dijo...

Buen articulo! EL toreo es la verdad. Bastante lo están edulcorando ya...chapamos chinringuito y fuera

emiliolentisco dijo...

Enhorabuena Oscar y Vicente por traer este artículo al Blog. La página de "Toros para Tontos" no la visito por higiene taurina. Por eso os felicito de nuevo al publicarla en el Blog. GRACIAS

SANCHEZ-LOPEZ dijo...

Las felicitaciones y los aplausos para Oscar, que es el que ha escrito esta magnifica replica al articulillo que el señor Romero pone en su página. Servidor se limita a reproducir la opinión de un aficionado que pensaba que no le iban a publicar, pero si que lo han hecho aunque por lo que dice Antonio alguno que otro si que han CENSADO. Una pena.

Oscar dijo...

Bueno,

Primero de todo, me gustaría agradecer a Vicente lo que ha hecho. Yo envíe el comentario con intención de que fuese publicado con el resto de los comentarios del post en el que se hacía referencia a este desatino y me encuentro un post para mi solo.

En cuanto a felicitaciones y aplausos: no por favor, no me sonrojen, simplemente escribi lo que me salió del alma cuando leí aquello.

Por último quería puntualizar algunas cosas:

1. Contra lo que yo pensaba, me han publicado el comentario en la página de "Toros para Todos" y además del mío algunos otros realmente duros con el autor del artículo. Yo no sé si además del de Antonio Díaz han censurado alguno más, pero con el mío no lo han hecho y justo es reconocerlo.

2. En respuesta a Julia Nassica, efectivamente todo el mundo tiene derecho a manifestar sus puntos de vista y también se expone a que esos puntos de vista sean criticados. Todas las personas merecen un respeto y por supuesto también el señor Campos Palomo (creo que soy muy duro con él, pero siempre respetuoso), pero no todas las opiniones son respetables.

3. El aluvión de críticas, tanto en "Toros para Todos" como en otros blogs que se han hecho eco del artículo es un rayo de esperanza.

4. Al parecer este señor no es periodista ni crítico sino un particular que envió un artículo a "Toros para Todos", lo que me reafirma en mi impresión de que no hay malicia sino desconocimiento en su palabras. El señor Enrique Romero y otros responsables de ese medio deberían plantearse seriamente que no le hacen ningún favor publicándole un artículo que le expone al escarnio público; un poco de pedagogía seguro que resultaría mucho más provechoso.

Gracias a todos.