lunes, 22 de enero de 2007

LA DULZURA DE LAS "TERRUBIANAS" Y LA CALIDAD DE LAS "GALACHES".



Buen fin de semana el que he pasado en La Fuente de San Esteban para ver a los aspirantes a toreros inscritos en el Bolsín Mirobrigense, por el buen tiempo y por el juego de las vacas.
Anteayer con las eralitas santacolomeñas del hierro de Terrubias se pudo ver un buen nivel en varios chavales - Damián Castaño y Héctor Blanco se llevaron sendas ovaciones- pero los aplausos más fuertes se los llevó la única chica que ha participado en el certamen, Verónica Rodríguez, ya que la otra muchacha que estaba inscrita ayer no se presentó. Espero que no fuese porque sabía que las vacas que presentó Paquito Galache con el hierro de su padre, Salustiano Galache Cobaleda, eran de una presencia bastante mayor que la de las del día anterior y las seis con los cuatro años casi cumplidos, que alguna ya los tendría.
El sábado José Manuel Sánchez García-Torres acudió a ver el juego de sus vacas sin su esposa Pilar Majeroni Sánchez-Cobaleda, la verdadera propietaria, pero llegó acompañado por dos de sus cuatro hijas, Pilar y María José -su mano derecha-. Picaron poquito a las vacas porque cantaban enseguida, y para la muleta fueron tan dulces y suaves que no parecían santacolomas.
Ayer Francisco Galache Calderón llegó acompañado de su mayoral Leandro y de los dos hijos de este último. Daba gusto ver como picaba el conocedor, como dicen en Andalucía, que hasta llamaba a las vacas por su nombre. Me gustaron las urcolas porque sacaron una fijeza y calidad en la muleta que me hizo ver que este es un encaste muy recuperable.



P.D-. Más fotos aquí.
El próximo fin de semana, ya en Ciudad Rodrigo, las reses serán de Sánchez-Arjona y de José Tomás García.

2 comentarios:

Anónimo dijo...

Hombre Petezin, no confuncamos la casta con la falta de fuerza, esa vaca se arrancó de largo, y a pesar de ser pequeña derribó al caballo. Casta y nobleza tuvieron toda la del mundo,fuerza la justa.

Sánchez-López dijo...

FUERZA NINGUNA DESPUÉS DE LLEVAR DESDE LA MAÑANA EN UN CAMIÓN.