lunes, 29 de enero de 2007

UNA TARDE EN CIUDAD RODRIGO.


Ayer en la placita del Conde Rodrigo tocaba el turno de las vacas de José Tomás García, de Villavieja de Yeltes, y la verdad salieron poco buenas, unas por su mansedumbre en el caballo, otras por su falta de entrega y alguna por su exceso de bondad. No me gustó plenamente ninguna de las seis, aunque cierto es que al que le tienen que agradar es al ganadero. Quizás la sexta que se arrancó con más clase al caballo y tenía más calidad en la muleta fuese la mejor, pero tampoco tuvo una pelea de brava en el peto sino que sólo se dejaba pegar.
En los chavales ya se va viendo algo más de aptitud después de la primera eliminatoria y fue una lástima que el sábado no pudiese asistir al tentadero de las coquillas de Sánchez-Arjona aunque me dijeron que las vacas sacaron su fondo de casta – y no espero menos corriendo por sus venas esa sangre- y que de entre los destacados estuvieron Damián Castaño y Verónica Rodríguez.

1 comentario:

Sánchez-López dijo...

La únioca chica que participaba en las pruebas ya ha sido eliminada. Y por lo que sé Verónica no lo ha hecho peor que muchos de los que han pasado.Una pena.