viernes, 6 de octubre de 2006

¿DE VERDAD LES TENEMOS ENVIDIA?

Siempre que las cosas les salen mal a la familia Gutiérrez Lorenzo , los Capeas para todo el mundo, sus fieles amigos y escritores salen con los mismos argumentos de siempre: nunca se les ha querido en Salamanca y se les tiene envidia. Juan Carlos Martín Aparicio escribió el miércoles pasado en La Gaceta de Salamanca, medio muy independiente y liberal, una columna donde se deshace en elogios a Pedro y familia, pero además acusa a “alguien”, sin nombre claro, de “cargarse “ la corrida que con tanto mimo había escogido Capea para la Glorieta, y claro está que esa persona sólo pudo actuar- si es que actuó persona alguna- movido por la envidia. Dice también que la gente estaba predispuesta, muy dura.
Nada me parece más absurdo que pensar eso. Las uñas que sacó la afición el día de autos contra el ganado y los toreros ni eran envidia, ni celos por ser más ricos, ni nada que se le parezca. La gente se cansó de los abusos de Capea, de los de la empresa y de las imposiciones de ambos. ¿Nadie se acuerda de la falsificación de las actas de nacimiento de los toros de hace unos años?. ¿ Ni de la exigencia de afeitar novillos -Adelaida Rodríguez- para su hijo cuando estaba en el escalafón inferior?. ¿Ni la inclusión en el cartel de este año de Moura hijo para que su yerno- daños colaterales dicen- no abriese cartel?. El consejo que le da Martín Aparicio es que no vuelva a lidiar en Salamanca, y yo en eso sí que estoy de acuerdo, pero también le diría que no lidie en ninguna otra plaza y lleve todo al matadero para ponerse a rescatar en serio los Murubes, porque de sus toros si que no tengo envidia.

2 comentarios:

Montero dijo...

El artículo de Aparicio, no tiene ningún desperdicio. En cada frase se encadenan disparates a cual mayor.
Intenta defender lo indefendible, aunque sea su amigo se debería tapar un poquito.

Sánchez-López dijo...

Se le ve demasiado el plumero. No sé que galope logró ver el en los toros, si no se tenían de pie.