jueves, 12 de octubre de 2006

GRACIAS CARMEN.

Después de las peticiones de algunos de vosotros y porque me parece que lo merecen, ayer comencé mi pequeño homenaje a los ganaderos antiguos y enamorados del toro bravo que engrandecieron el nombre de Salamanca, capítulos que iré publicando semanalmente. Poco tiene que ver con la actualidad, pero esos eran ganaderos de verdad. No sé si el próximo será Manuel Arranz o Paco Coquilla.
Además he conseguido un libro (de 1960) con datos muy interesantes que me prestó el lunes pasado una mujer genial.

7 comentarios:

Margo Chaning dijo...

Si se puede opinar al respecto, yo escogería a don Paco Coquilla, sin quedarse chicho el ganadero, conviene estirar el material y Manuel Arranz tiene tela marinera que cortar como criador de bravo

Montero dijo...

Ahora que ya tiene ordenador Carmen, sólo queda que Bufalo- por fin te animaste a escribir, ahora queda tu blog- se lo ponga a punto. Tiene muchas cosas que aportar.

Sánchez-López dijo...

Acepto propuesta MARGO, por antigüedad mejor Francisco Coquilla primero, con su inseparable Pilarín.

Margo Chanig dijo...

Bueno, Sánchez López, eso si que me pone.¿Sabías que hubo una quimera, por ella, entre Cagancho y Silverio en la plaza de Valladolid por el brindis de un toro?. Cuéntelo que la ganadera salmantina, el gitano y el indio no son tres pelagatos.

Rosa J.C. dijo...

Carmen es un regalo que alguien se molestó en dejarnos por aquí. Nos une y cuida a partes iguales. Porque, seamos sinceros, si nos dejan sueltos... En fin...

Salvador Giménez dijo...

Como admirador del encaste vazqueño, el cuál considero tiene cabida en la fiesta de hoy, pondrá algo de los Trespalacios? Si es así, gracias de antemano.

Sánchez-López dijo...

Me parece interesante hablar de los Sánchez y Sánchez. Se hará no te preocupes.