martes, 10 de octubre de 2006

EL CEBADA DE LA FRESA

Algunos ya, y si no os lo digo ahora, el cariño, la predilección y la fe que siento hacia los encastes más arrinconados y casi extinguidos de la cabaña brava, y entre ellos están “mis” Albaserradas.
Pues bien, después de la mala para algunos, descastada para otros, buena para los menos e interesante para unos cuantos, entre los que me incluyo, corrida del pasado domingo en Las Ventas hay una persona ( amigo de los que merecen la pena y que he tenido la gran suerte de encontrar en el camino de la vida) que no para de “picarme” y sacarle defectos a los toros de Adolfito Martín Escudero. Ya comenzó en Madrid durante la corrida y siguió en Salamanca al día siguiente y como no me aculo en tablas ni él mansea tampoco pues discutimos, medio en broma medio en serio, aunque la sangre nunca llegará al río. Me dice que ni Adolfos ni Victorinos que los buenos son los Cebadas.
José Ángel, querido amigo, desgraciadamente ni los unos ni los otros, que dan una de cal después de muchas de arena. La BRAVURA SUPREMA sólo estuvo ligada, mientras existió, a un nombre: GRACILIANO Pérez-Tabernero Sanchón.

6 comentarios:

javier dijo...

Espero una segunda parte de este post, bajo el tìtulo. LOS GRACILIANO.
un abrazo

pgmacias dijo...

Pues va a ser que si, amigo, yo también soy especial seguidor de los "grises", pero D. Graciliano...y como bien dice Javier esto merece otro post, por favor

Margo Chaning dijo...

Graciliano, sigue por ahí, Vicente, y luego nos metemos en la harina de Manolo Arranz. José Ängel, estoy muy cerca de tu opinión sobre de la corrida de Adolfi lidiada el domingo en Madrid.

Búfalo dijo...

Ha creado mucha espectación este blog. Sigues ejerciendo magisterio, por las plazas, las tertulias y ahora en tu tribuna particular, desde este tendido seis.

Sánchez-López dijo...

Gracias por la idea,comienzan los capitulos d Grandes GANADEROS

Margo Chaning dijo...

Chachi, y adelante, que tú sabes de eso para aburrir.