lunes, 30 de octubre de 2006

DISFRUTANDO.


Es un placer andar por el campo ahora que la hierba comienza a brotar con todo su vigor otoñal antes de que lleguen los malditos hielos.
Da gusto ver la vacas tan gordas y tranquilas; unas lamiendo sus becerritos, otras esperando la hora del parto.
Observo con atención la camada de añojos encerrados al lado del embarcadero para cuando llegue el día del herradero.
Miro con emoción los erales, finos y lustrosos, que esperan impacientes al año próximo para demostrarle al ganadero que no se equivocó al aprobar a sus madres en aquellas tientas en las que se salvaron del matadero.
Escaparme de la ciudad para ir al campo cada fin de semana, no se paga con nada. Y el viernes que voy de tentadero, mucho menos.

4 comentarios:

Rosa J.C. dijo...

Disfruta del campo, tú que puedes. Muchos lo tiene delante a diario, pero carecen de sensibilidad.

Margo Chaning dijo...

Buen otoño Vic, ¿no?, porlo menos los deExtremadura estamos encantados.

Sánchez-López dijo...

Buen año si no se tuerce Margo. Debe llover esta semana otra vez.

javier dijo...

¡qué llueva!