miércoles, 9 de mayo de 2007

CADA UNO EN SU SITIO

Parece que Domingo López-Chaves saldrá con el cuchillo entre los dientes, por contra Eduardo Gallo debe espabilar, su desgana en Sevilla fue de órdago, y al hijo del Niño de La Capea se le puede poner todo muy cuesta arriba.
El viernes serán los toros de María Domecq Sáinz de Rozas, hija de Don Salvador, los que dicten sentencia.

1 comentario:

LEAL A UCEDA dijo...

Aparte de la bragueta de Chaves, son muy malos los 3. Y la ganadería también.