jueves, 24 de mayo de 2007

¡ POR FIN !

Ayer Julián López Escobar consiguió lo que hace tiempo llevaba buscando, y , además, necesitaba: abrir la Puerta Grande de Las Ventas. Merecida no, merecidísima. Y más si las comparamos con las que se llevan, que como bien dicen Betialai y Tony batiremos récords. Desde el inicio realizando una lidia casi, casi perfecta. Pendiente de cualquier detalle y siempre al quite en el momento oportuno como cuando intentó parar al primer toro de Uceda que fue al caballo sin estar puesto en suerte o cuando estuvo en su sitio para parar al toro que hacía hilo con los banderilleros. Salía por los pechos del caballo y no por el culo, como hacen la mayoría de los matadores actuales. Sinceramente me gustó mucho en el primero, si esa estocada cae cuatro dedos más delantera no hay presidente que niegue las dos orejas. En el otro toro estuvo peor, perdiendo la muleta al entrar a matar pero la gente tenía ganas de que El Juli disfrutase de lo que se había ganado a pulso. Esta Puerta Grande si es de fuerza, y de ganas.
Los toros de Victoriano me sorprendieron, para bien. Me alegra, al igual que a Isra, que este ganadero vuelva a la senda correcta.

1 comentario:

Rafa dijo...

No estoy muy de acuerdo con las alabanzas al Juli. Adjunto el comentario que he enviado a toreoenredhondo:
Hasta ahora no había podido ver la célebre faena del Juli y me sabe mal discrepar un poco del beneplácito general. Me pareció un toreo hecho permanentemente fuera de cacho, perfilero, descargando la suerte, al hilo del pitón. Además, creo que hubiese habido más pureza y emoción si le hubiese dado más distancia al toro -pero el Juli se encuentra mucho más cómodo a un metro del toro-. Si ese mismo toro lo coge Antoñete... Además, esas posturas forzadas que pretenden ser barrocas y no son más que artificiosas -y ese compás tan abierto de dudosa estética-. No he visto la estocada pero supongo que seguirá con el vicio de ese salto en suspensión antes de clavar que tanto criticaba Navalón cuando lo hacía Ojeda y que ahora vemos con preocupación cómo otros lo están copiando (Castella). Esa misma faena hecha por Manzanares padre hubiese sido pitada y habrían mareado al diestro con los sempiternos gritos de "crúzate". En fin, insisto en que me sabe mal no compartir muchas de las alabanzas y, como se deduce, me solidarizo totalmente con el presidente. Saludos desde Tarragona.