miércoles, 16 de mayo de 2007

Y DIOS LE OYÓ...

Ayer por la mañana puede leer unas declaraciones de Pedro Gutiérrez Lorenzo en las que decía : "Le pido a Dios que al menos me embista uno".
Por la tarde Pañoleto le puso al descubierto. Demostró que es un torero para no salir de casa. Me refiero a no salir de la plaza de tientas de Espino Rapado. A Madrid no se puede ir a hacer el ridículo.

5 comentarios:

Rober dijo...

como he puesto en mi blog, me fuí en el sexto porque no le aguanto más...
que petardo!!!

Raúl dijo...

Yo creo que ayer fue la sentencia para Pedro capea, porque es que además no se le ven progresos. Y toros como el de ayer, tan claros y boyantes, son una excepción en Madrid.

Yo me pregunto:

¿ Cómo puede ser que el padre lo deje venir a Madrid ?

¿ Torea de salón El Capea ?. Porque tengo la sensación que éste chaval, se ha hartado de torear vacas sin haber toreado antes de salón. Y creo que es muy importante, porque es que yo creo que ni su cuerpo tiene asimilado el toreo.

Anónimo dijo...

Coincido con Raul, ¿cómo es posible que sus padres le sometan a semejante ridículo?

Pijoaparte

kaparra dijo...

El mozo torea muy mal pero es que encima cuando habla todavia lo daña mas.

Raboso dijo...

Mas culpa tiene el padre.

http://campocharro.blogspot.com/2007/05/mas-culpa-tiene-el-padre.html