sábado, 12 de mayo de 2007

OREJA, CORNADA Y GANADERO SIN ENCHUFE

Valverde corta la primera oreja de San Isidro.¿ Justa? Sinceramente, creo que una merecida vuelta al ruedo hubiese sido más valorada que una oreja que ha sido protesta justamente por parte del público. Cierto que el toro no ofrecía claridad ni posibilitaba el lucimiento, pero la faena ha sido muy desigual y con mucho enganchones. Deslucida en ocasiones, meritoria por momentos.
Los toros de Araúz no me han gustado mucho, la verdad. Mansurrones en los primeros tercios en la muleta no acababan de entregarse y han sacado alguna dificultad. Mucho escarbar y algunos reculando cuando se les ha ganado terreno. El quinto, asaltillado de tipo, cuando fue herido de muerte por Valverde se fue a por él como un loco, no hizo por la muleta que quedó en sus pezuñas ni por los capotes de los banderilleros.

En Madrid se inauguraba el casillero de orejas y en Valladolid resultaba cogido el torero al que más esperan en Las Ventas. El último toro de la tarde le ha pegado una cornada a Alejandro Talavante que hoy decía en una entrevista en El Mundo que “no me gustaría morir de viejo. Los mitos mueren jóvenes”. Una corrida de la familia Capea que ha resultado un fracaso, dos toros devueltos y los demás deslucidos, descastados y al límite de las fuerzas. Y eso que ya no padecían problemas de debilidad.

Por otro lado de ocho toros que ha mandado José Escolar a la capital de España sólo han pasado el reconocimiento cinco. Uno está dudoso por una pequeña cornada. A ver si vemos una corrida entera o nos ponen un remiendo de encaste domecq, por supuesto.

5 comentarios:

Jon dijo...

Creo que en Madrid esa faena no puede ser de oreja, es verdad que lo ha dado todo, pero creo que con eso no basta.

betialai dijo...

Lo digo en mi minicrónica y os lo decía a Rosa y a tí en el comentario que dejé en su blog. De acuerdo que quizá el premio ha sido un poquito excesivo, pero seguro que a lo largo de este San Isidro se van a regalar unas cuantas orejitas bastante más baratas que la que se llevó ayer Javier Valverde. Al tiempo.

Los toros, mentirosos. Algunos han podido dejar en ciertos aficionados la sensación de lo que no fueron, porque ninguno fue bravo y fueron descastados en general. Segundo y quinto tuvieron su guasa y hubo que poderles y Javier al quinto, pese a esos enganchones y a esa intermitencia que muy bien apuntas, creo que le ganó la pelea.

Anónimo dijo...

Lo de Capea clama al cielo, acabo el año pasado con escandalo en una plaza de los mismos empresarios en la que lo ha empezado de la misma forma. En Valladolid tambien hubo mano negro??? Como puede caer Chopera dos veces en la misma piedra??? Le va a salir cara su amistad con los Capea

Anónimo dijo...

Prefiero, visto los trofeos que regalan (y los que regalaran), que sea a este paisano y no a otros. Ahora bien, a ver si se le sirve de algo y lo aprovecha.

dealvaro dijo...

Desgraciadamente estuve en la corrida del día 12 en Pucela.
Es harto complicado ver animales tan faltos de fuerza, raza, casta, acometividad, bravura, en definitiva, algo que los asemejase lejanamente a toros de lidia. Para más inri alguno sospechoso de pitones y treméndamente mal presentados y desiguales.
Si tuviese un mínimo de vergüenza mandaba al matadero toda la ganadería y se dedicaba a la cría de ganado lanar. Le sobra experiencia en el manejo de este tipo de animales. Sinvergüenza.
En cuanto a los toreros. El señorito Castella fue a Valladolid a seguir entrenando de cara a Madrid. Fuera de sitio toda la tarde. Hizo muchos kilómetros para intentar colocarse entre pase y pase.
El Cid me defraudó con un encastado sobrero de Los Bayones. Es cierto que el animal reponía, pero si le hubiese hecho las cosas de verdad, otro gallo hubiera cantado, peeeero, están ahí las tardes de San Isidro...
Talavante, tuvo mala suerte.